Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ankara convoca al embajador ruso por un incidente con un caza

El nuevo incidente ha tensado aún más las difíciles relaciones entre Turquía y Moscú

ver fotogalería
OTRO INCIDENTE EN NOVIEMBRE. Turquía derribó entonces un avión ruso en la frontera siria. Murió el piloto.  Efe

Un nuevo incidente ha tensado aún más las difíciles relaciones entre Turquía y Rusia. El Gobierno turco denunció este sábado que un SU-34 de la aviación rusa violó su espacio aéreo en la mañana del viernes pese a varias advertencias en ruso e inglés. El Ejecutivo de Ankara, que no precisó en qué lugar de la frontera se registró la advertencia, convocó al embajador ruso para trasladarle “su firma condena” por el incidente.

El Ministerio de Exteriores turco, en un comunicado, denunció lo que considera una “actitud irresponsable” por parte de Rusia. El percance, en opinión de Ankara, es una demostración clara de que el Ejecutivo de Vladímir Putin busca una escalada del conflicto que enfrenta a ambos países desde que el pasado 24 de noviembre la aviación turca derribara un aparato de combate SU-24 que participaba en la operación rusa en apoyo del régimen de Bachar el Asad en Siria.

El Gobierno de Ankara aseguró entonces que el caza había violado su espacio aéreo pese a varias advertencias. El Kremlin lo negó y consideró el suceso “un ataque a traición”. En respuesta al derribo del aparato, que causó la muerte a uno de los pilotos, Putin adoptó sanciones económicas contra Turquía.

“Hacemos un llamamiento claro para que Rusia actúe con responsabilidad y evite violar el espacio aéreo turco, que es espacio aéreo de la OTAN”, señaló el Ministerio de Exteriores turco tras el incidente del viernes. “Subrayamos una vez más que, si de esta irresponsabilidad se derivan consecuencias graves e indeseables, toda la responsabilidad sería de Rusia”, concluyó.

Reunión con Putin

El presidente turco, Tayyip Erdogan, afirmó que a raíz del incidente del viernes ha pedido a su ministro de Exteriores que traslade a su homólogo ruso que quiere reunirse con él. “Aún no tengo una respuesta”, declaró Erdogan antes de iniciar un viaje a Latinoamérica.

La OTAN secundó a Turquía, miembro de la organización, e instó a Moscú a “respetar plenamente” el espacio aéreo turco. “Hago una llamamiento a Rusia para que actúe de manera responsable”, subrayó en un comunicado el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg. “Rusia debe tomar todas las medidas necesarias para asegurarse de que violaciones de este tipo no se repitan”, añadió Stoltenberg.