Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las tres claves del domingo en Iowa

Donald Trump va a misa, aviso de nieve en Iowa y ¿es esta la campaña del selfie?

Desagradable y con alta tendencia a empeorar. Ese es el clima de este domingo en Iowa no el vaticinio político de ningún aspirante a la nominación. También lluvioso. Estas son las tres ideas para este domingo último día de enero en la cobertura del caucus de Iowa.

1- Trump va a misa y se interna en terreno conservador

Lo ha anunciado el magnate republicano en Twitter: “Voy a misa en Iowa esta mañana con mi mujer, Melania. ¡Después de la iglesia daré dos discursos y recorreré el Estado!”. Trump apuesta por jugar en casa y se quedará en el oeste del Estado, no va a intentar arañar votos donde sabe que no los hay (Iowa: Este, demócrata; Oeste, republicano). El multimillonario visitará Council Bluffs y Sioux City.

Por su parte, Hillary Clinton tendrá la mitad de su día similar -en el espacio- a la de Trump: Council Bluffs y Sioux City. Pero la exsecretaria de Estado acabará en Des Moines, donde volverá a recurrir a su familia -marido Bill, hija Chelsea- para acercarse a los votantes.

El demócrata Bernie Sanders, el más mayor de todos, asistirá a cuatro actos: en Waterloo, Marshalltown, Ames y finalmente, Des Moines.

Ted Cruz concluirá su día en Des Moines tras haber recorrido el Estado visitando Eldridge y Iowa City. Finalmente, Marco Rubio, quien aspira a ocupar un honroso tercer puesto en el caucus de Iowa, centrará sus esfuerzos en Cedar Falls y Cedar Rapids y concluirá su jornada en Davenport.

2- Advertencia: aviso de temporal de nieve

El Departamento de Transportes de Iowa ha anunciado que está preparado para intentar garantizar que todo el mundo que lo desee puede llegar a su lugar para pronunciarse en su caucus en caso de que la previsión meteorológica se cumpla. El lunes hay una alta posibilidad de que una tormenta de nieve cubra de blanco el Estado. Recordemos una vez más: expresar la opinión en un caucus en Iowa y poner en marcha un sistema tan particular significa salir de casa a las siete de la noche -cerrada-, con temperaturas en negativo y desplazarse al lugar de turno para votar.

3- Más que una clave, una observación: la campaña del selfie

Esta corresponsal perdió el sábado la cuenta de cuántas veces Hillary Clinton pegó su rostro al de un entusiasta seguidor, en ocasiones en una postura forzada para entrar en el encuadre, y dijo ‘cheese’. Posar para una foto de las de antes es casi cosa del pasado.

Los seguidores quieren colgar en las redes sociales su autorretrato junto a quien desean sea el próximo presidente de Estados Unidos. En una suerte de vuelta al ruedo tras concluir su discurso, la exsecretaria de Estado forzó su postura para los teléfonos móviles como hacía unos pocos metros antes su hija Chelsea y unos metros después su marido, Bill.

Lo mismo sucede con Sanders, Trump, Cruz, Rubio, Kasich, Fiorina... Miles y miles de autorretratos de personas anónimas con un aspirante a la Casa Blanca pueblan la red.

Más información