La UE recibió más de 1,8 millones de migrantes irregulares en 2015

La cifra representa seis veces el número de llegadas registradas el año anterior

El número de migrantes que entraron irregularmente en la Unión Europea en 2015 ha superado ampliamente las previsiones de final de año. Más de 1,8 millones de personas accedieron al club comunitario, según las últimas estimaciones de la Comisión Europea. Esas cifras se basan en datos, aún no publicados, de Frontex, la agencia europea de supervisión de fronteras. Sus cifras apuntan a un total de 1.860.421 entradas.

El dato aparece, sin tanta precisión, en un documento interno del Consejo Europeo —representa a los Estados miembros— divulgado este lunes por la organización Statewatch. Ese número de extranjeros (en buena medida refugiados) representa seis veces las entradas de 2014, que ya habían supuesto un récord. El Consejo Europeo se declara “alertado” por ese dato y también por las 3.770 personas que se ahogaron en el Mediterráneo cuando trataban de cruzar al continente.

Los 1,8 millones de migrantes detectados por Frontex superan con creces el millón que calculó ACNUR (la agencia de la ONU para los refugiados) durante el año pasado. También la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) contabilizó a un millón de refugiados. Parte de la brecha proviene de que ACNUR —no así la OIM— se centra en las entradas marítimas y eso deja fuera los movimientos terrestres, que sí recoge Frontex. Pero el grueso de la diferencia obedece a que las cifras europeas están sobredimensionadas.

Registros duplicados

La mayoría de los extranjeros que llegan a la UE lo hacen por Grecia y, para continuar su camino hacia Alemania o Suecia, los destinos preferidos, siguen la llamada ruta de los Balcanes. Eso implica abandonar suelo comunitario al huir de Grecia y regresar a él por Hungría. Aunque generalmente se trata de las mismas personas, los expertos de Frontex las cuentan dos veces: cuando llegan a Grecia y cuando aparecen en Hungría.

Los datos de 2015 muestran que unas 800.000 personas accedieron a suelo comunitario por Grecia. Y 700.000 más a través de Hungría, que en parte coincidirían con las anteriores. Aun así, la realidad debe estar a medio camino entre ambas estimaciones. Porque Alemania declara haber recibido un récord de 1,1 solicitantes de asilo en 2015, más de lo que tanto ACNUR como la OIM registraron en toda Europa.

Más información