Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Brasil permite la entrada a la fuerza en propiedades para luchar contra el zika

Los equipos de fumigación podrán entrar en edificios y viviendas abandonados para eliminar focos del virus

El Gobierno de Brasil refuerza su lucha contra el virus del zika. La medida más reciente autoriza a los equipos de fumigación a entrar en edificios y viviendas abandonados para eliminar focos del virus. El decreto provisional, publicado este lunes en el boletín oficial, afecta a inmuebles donde el propietario no esté localizable durante diez días, o donde este se niegue a la fumigación. La policía puede colaborar con los equipos sanitarios para que éstos entren en los domicilios.

Los equipos de especialistas y militares han visitado ya 11 millones de inmuebles en Brasil, un 22% de lo que prevé el Ministerio de Salud, y han encontrado focos del mosquito en unos 355.000. En más de 45.700 viviendas, los propietarios han rechazado la visita de los fumigadores, según la Agencia Brasil. El Gobierno también ha anunciado el despliegue de 220.000 militares para ayudar en la fumigación e informar a los ciudadanos de las medidas para combatir la epidemia.

Según los especialistas, el virus del zika produce microcefalia, una malformación fetal que desde octubre del año pasado puede haber afectado a 3.448 bebés en todo Brasil. El mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite el dengue, aprovecha agua estancada, preferiblemente en el interior de las casas y en época de lluvias y calor (enero, febrero y marzo en grandes zonas de Brasil). El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Castro, ha recordado que el 80% de los infectados no tiene síntomas, por lo que el alcance de la enfermedad es peor de lo que parecía inicialmente. En una entrevista con Reuters, Castro ha asegurado que quedará prohibido que los infectados donen sangre.

Más información