Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

¿Qué son los ‘caucus’ y por qué son tan importantes?

Así funcionan los caucus de Iowa, los protagonistas del arranque del proceso de primarias

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos comienzan cada cuatro años con más de un millar de votaciones en asambleas ciudadanas en el Estado de Iowa. Las votaciones, tan peculiares como inusuales, conservan una tradición democrática única y que añade una buena dosis de emoción adicional al proceso político. A continuación, explicamos todas las claves de los caucus.

¿Qué es un caucus?

Es una reunión asamblearia en la que sus miembros deciden a qué candidato votar. Son convocados por cada partido en cada precinto electoral, distrito o condado, por la tarde. A diferencia de las primarias, que cuentan con un horario de votación, los caucus pueden durar varias horas desde que las asambleas comienzan a debatir.

¿Cuántos caucus hay?

Un total de 19 Estados emplean este proceso de selección, bien por uno de los partidos o por los dos.

En Iowa, se celebran 1.774 juntas asamblearias a las que acudirán los votantes a partir de las 8 de la tarde (EST) del martes 1 de febrero.

¿Quién puede participar?

Cualquier votante registrado con uno de los dos partidos, el Demócrata o el Republicano. Los votantes demócratas y los republicanos celebran reuniones por separado para elegir a su candidato.

¿Cómo funciona?

Al comenzar la reunión, los asistentes se separan formando grupos en función del candidato al que respaldan o si están indecisos. Después se abre un período de debate en el que los votantes intentan convencer al resto de que apoyen a su candidato. Los indecisos pueden elegir un grupo al que unirse. Si uno de los asistentes cambia de opinión después de la asignación inicial, puede hacerlo antes de la votación final.

Acabado el debate, se celebra la votación —a veces a mano alzada— y se suman los votos.

¿Cómo se determina el resultado?

Depende de cada partido.

El Partido Demócrata emplea el método de asignación proporcional: el porcentaje de delegados asignados a cada candidato se corresponde con el número de votos recibidos. En un estado con un total de 10 delegados y tres candidatos, si el 60% de los votantes apoya al candidato A, otro 20% al candidato B y otro 20% al candidato C, el candidato A recibiría seis delegados y los candidatos B y C, dos cada uno.

En el Partido Republicano, la mayoría de los caucus son considerados “winner-take-all”: el candidato con más votos se lleva todos los delegados de ese Estado.

¿Por qué Iowa es tan importante?

A pesar de que el número de delegados asignados a través de caucus es minoritario -10% en el caso de los demócratas y 15% entre los republicanos- la importancia de los caucus de Iowa se remonta a 1976, cuando la victoria del candidato demócrata Jimmy Carter demostró que un buen resultado en esta votación puede catapultar a cualquier aspirante a la presidencia. Desde entonces, los ciudadanos de Iowa se han convertido en protagonistas absolutos del comienzo de la campaña: son los primeros encuestados sobre su intención de voto, los primeros espectadores de los anuncios electorales en televisión y los primeros en recibir la visita de los candidatos a sus ciudades.

Un poco de historia

Caucus es una palabra “genuinamente americana”, según el Diccionario Político Safire, ya que proviene de un término indio que significa “mayor” o “consejero”. Cuenta Safire que en 1763 John Adams ya reconoció su existencia en Boston, en un Caucus Club, las reuniones privadas de los líderes de un partido político para decidir a su próximo candidato o las leyes que iban a aprobar.

En 1968, la Comisión McGovern-Fraser reformó el sistema electoral estadounidense para que los ciudadanos tuvieran más poder en el proceso de selección de los candidatos de cada partido. Hasta entonces eran elegidos por los delegados de cada agrupación en las Convenciones Nacionales. La comisión decidió que fueran los estadounidenses quienes, a través del proceso de primarias, asignaran un número de delegados a cada candidato y que éstos después emitieran el voto correspondiente en la Convención Nacional.

Más información