Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las cinco claves para seguir una jornada decisiva en Iowa

¿A qué hora votan los ciudadanos de Iowa y cuándo sabremos los resultados?

1- Fundamental: La participación

En el último mitin dado el domingo por Bernie Sanders no hubo uno solo de los invitados que subieron al podio a movilizar a los seguidores que no recordara que tan importante como que estuvieran allí en ese momento era que el lunes, este lunes 1 de febrero, acudieran a participar a su lugar de caucus. “¡Y llevar a un amigo… o dos … o tres…!”

Los sondeos muestran que la pelea va a estar muy ajustada, tanto que cuando se juega con el nivel de error de la muestra se está ante un empate técnico.

Participar en un caucus supone dedicación y paciencia. Supone salir de casa cuando en Iowa es noche cerrada y desplazarse hasta la iglesia, colegio u otro centro donde se celebre el caucus. Añadido a lo anterior está el dato de que esta noche, a partir de las siete hay alerta de tormenta de nieve.

2- A qué hora comienzan los caucus y a qué hora habrá ganador

La primera pregunta tiene respuesta concreta: A las 7 de la noche en Iowa, las 8 de la tarde en la costa Este de Estados Unidos (las 2 de la madrugada del martes en España).

La segunda cuestión es más peliaguda. En 2008, a las 8.30 hora de Iowa se sabía que el ganador demócrata fue Barack Obama y el republicano Mike Huckabee. 2012 fue un poco más complicado, porque a pesar de que se dio por ganador por ocho votos a Mitt Romney, el auténtico ganador fue Rick Santorum, candidato del que quedaron precintos sin sumar. Para jugar sobre seguro: en las redacciones de los medios de comunicación nadie podrá hacer una portada fiable digamos que hasta las 10 de la noche (hora de Iowa).

3- ¿Y mañana qué?

Mañana habrá gente que tendrá que plantearse si hace las maletas y se va a casa, a pesar de que tuvieron su momento. Huckabee, Santorum, Carson, Fiorina… todos tuvieron un gran titular en los últimos meses pero casi seguro que a todos les va a tocar plantearse a quién dan su apoyo. Empezará el cortejo de los grandes a los que van cerrando su campaña.

4- Discursos. Tras la victoria o tras la derrota

Importa lo que digan Clinton y Sanders y Trump y Cruz… si ganan o si pierden. Pero hay una regla de oro. Nunca, nunca, nunca… repetir el ya acuñado como ‘grito de Dean’. Quienes tengan buena memoria, cubrieran las elecciones de 2004 o simplemente recurran a YouTube podrán comprobar cómo un exceso de entusiasmo puede dañar una imagen. A Dean se le acusó de haber tenido una actuación “chillona, cuando menos peculiar y sin duda poco presidenciable”. “No solo vamos a New Hampshire, Tom Harkin, vamos a Carolina del Sur y a Oklahoma y Arizona y Dakota del Norte y Nuevo México y vamos a ir a California y Texas y Nueva York… Y a Dakota del Sur y Oregón y Washington y Michigan y después a Washington, D.C. para tomar la Casa Blanca… “¡YEEEEEEAAAAHHHHHH!”.

5- Siéntense y disfruten

No hay un espectáculo político más mediático que este. Más de 1.600 periodistas acreditados en un estado rural del Medio Oeste contarán al planeta el pistoletazo de salida de las elecciones por la presidencia de Estados Unidos de 2016. Y como cada cuatro años, el diario The Des Moines Register, faro de la información de los caucus, volverá mañana martes día 2 a un letargo del que se despertará en otros cuatro años. Pero eso será ya 2020.

Más información