Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bruselas propone regular ‘bitcoin’ y las tarjetas prepago para luchar contra el terrorismo

La Comisión plantea extender los controles sobre el blanqueo y las monedas virtuales

Identificar a los usuarios tarjetas bancarias prepago, regular las monedas virtuales o extremar los controles sobre el blanqueo de capitales. Estas son algunas de las propuestas de la Comisión Europea para luchar contra la financiación de los grupos terroristas. El plan, presentado este martes en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, tiene dos objetivos: rastrear a los terroristas a través de sus transacciones económicas y evitar que estos criminales utilicen fondos y activos como bienes culturales para funcionar. Bruselas investigará, además, el flujo de billetes de 500 euros.

Tras los atentados terroristas del 13 de noviembre en París están bajo el foco de las autoridades, especialmente, las tarjetas bancarias prepago. Los autores de las matanzas utilizaron este sistema, que permite el pago a quienes no tienen cuenta bancaria y que no necesitan identificar al usuario, para abonar habitaciones de hotel y el alquiler de coches, según el Gobierno francés. Dentro de su plan, Bruselas plantea ahora ampliar los requisitos para que los usuarios de esta fórmula tengan que identificarse y para verificar sus identidades.

La Comisión también pretende terminar con el anonimato de las transacciones que se hacen con monedas virtuales, otro de los puntos que Francia había planteado tras los atentados del 13-N, que costaron la vida a 130 personas. Bruselas busca extender la aplicación de la directiva contra el blanqueo de capitales a esta forma de pago, que permite hacer transacciones transfronterizas sin pasar por los controles fiscales y de los servicios de inteligencia. Una medida que implicaría que las plataformas como Bitcoin estarían obligadas a controlar a sus clientes.

Además, la Comisión establecerá una lista de países de alto riesgo en materia de lucha contra el blanqueo y la financiación terrorista. Estados en los que se han detectado “graves deficiencias” en este sentido, según el plan. El plan, que debe aprobar el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, incuye también medidas para extender el control al dinero enviado por correos o por transporte de carga y menciona la posibilidad de imponer nuevos límites a las cantidades o activos— que pueden transportarse de un país a otro.

Bruselas propone también los países la creación de un registro centralizado de cuentas bancarias. “Detectar y desmantelar la financiación de las redes terroristas nos permitirá reducir su capacidad de desplazarse, de comprar armas y explosivos, de preparar atentados y de difundir el odio y el miedo en Internet”, ha declarado Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión en un comunicado.

“Debemos cortar el acceso de los terroristas a la financiación, permitir a las autoridades realizar un mejor seguimiento de los flujos financieros para evitar atentados devastadores como los de París del año pasado y velar por que el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo se sancionen en todos los Estados miembros”, ha dicho Valdis Dombrovski , vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro y el Diálogo Social, en una rueda de prensa en Estrasburgo, donde EL PAÍS ha acudido invitado por el Parlamento Europeo.

La Comisión pretende también extremar la vigilancia sobre los bienes culturales para evitar no solo que sean una fuente de financiación, sino también un sistema para mover los recursos. Una fórmula que utiliza, por ejemplo, el Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés). Así, la Comisión examina la posibilidad de establecer un sistema de certificación para las importaciones.

Más información