Estados Unidos cuadruplicará su presupuesto militar en Europa del Este

Washington aumentará tropas y vehículos de combate para disuadir el expansionismo de Moscú

Estados Unidos mandó este martes un mensaje de firmeza a Rusia. Cuando se acerca el segundo aniversario de la invasión rusa de la península ucrania de Crimea, el Pentágono anunció que cuadruplicará los fondos del programa de apoyo militar a aliados en el centro y el Este de Europa. La primera potencia mundial aumentará su despliegue de tropas y vehículos de combate en la región.

El objetivo de Washington es demostrar a Moscú que no baja la guardia ante su continuado apoyo a rebeldes separatistas en el Este de Ucrania, donde se mantiene un frágil alto el fuego entre el Ejército ucranio y los rebeldes. La Casa Blanca dijo que la finalidad no solo es disuasiva ante tentaciones expansionistas rusas sino habilitar una “respuesta más rápida y robusta” en apoyo a la cláusula de defensa mutua de los miembros de la OTAN.

El reforzamiento militar en 2017 sugiere que EE UU descarta una resolución a corto plazo del conflicto en Ucrania, que desde abril de 2014 ha causado más de 9.000 muertos, según la ONU. También evidencia la enorme desconfianza de Washington con Moscú pese al incipiente deshielo entre ambas potencias respecto a la crisis siria.

“Desde el inicio de la agresión de Rusia contra Ucrania, Estados Unidos ha tomado pasos decididos y sostenidos para asegurar [el apoyo] a nuestros aliados y reforzar las capacidades de defensa colectivas de la OTAN”, dijo el presidente Barack Obama en un comunicado. Pero avisó de que EE UU y los países miembros de la Alianza Atlántica “deben hacer más para avanzar nuestra defensa común en apoyo a una Europa entera, libre y en paz”.

3.400 millones de dólares

El Departamento de Defensa ha solicitado al Congreso un presupuesto de 3.400 millones de dólares para la llamada Iniciativa Europea de Confortación en el año fiscal 2017, que se inicia el próximo octubre. En 2016, la petición, aprobada por completo, fue de 800 millones.

El Gobierno de Barack Obama impulsó esa iniciativa en junio de 2014: se ampliaron el número de militares en Europa del Este y los ejercicios conjuntos con aliados. Un año después, dio un paso más: el despliegue —inédito desde el fin de la Guerra Fría hace más de dos décadas— de varios centenares de soldados, y el envío de 250 tanques y otro equipamiento a siete aliados de la OTAN.

La presencia se reforzará en 2017. Los detalles no se conocerán hasta la próxima semana, pero la Casa Blanca avanzó que habrá más rotación de tropas y ejercicios conjuntos, “vehículos de combate y suministros adicionales”, y mejoras de las instalaciones.

Más información