Selecciona Edición
Iniciar sesión

Obama condena la islamofobia en su primera visita a una mezquita en EE UU

El presidente destaca la contribución musulmana al país y el pacifismo del islam

“Somos una familia americana, nos levantaremos y caeremos juntos”. Barack Obama mandó este miércoles un mensaje de unidad a la comunidad musulmana en su primera visita como mandatario a una mezquita en Estados Unidos. Obama calificó de “inexcusable” la retórica antimusulmana y advirtió que esta “no tiene cabida” en el país. El miedo al terrorismo islámico ha regresado a EE UU a niveles similares a los de después del 11-S. Crecen los ataques a musulmanes y las voces de políticos republicanos que piden impedirles la entrada en el país.

El auge del Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) y el tiroteo en diciembre en California de simpatizantes yihadistas han abonado la islamofobia en EE UU. En su último año de presidencia, el demócrata Obama se ve obligado a intervenir: a calmar a la opinión pública, temerosa de nuevos atentados, y a hacer pedagogía en contra de la estigmatización de los musulmanes. Lo hizo tras el atentado de San Bernardino, donde murieron 14 personas. Y este miércoles dio un paso más con el peso simbólico de visitar la Sociedad Islámica de Baltimore.

Para Obama, que se declara cristiano, hay un componente personal en esa tarea. Su segundo nombre es Hussein por las raíces islámicas de la familia de su padre, nacido en Kenia. Obama ha tenido que hacer frente a rumores —que este miércoles recordó con ironía— sobre si es musulmán y nació en EE UU. En 2011, decidió publicar su certificado de nacimiento para demostrar que nació en Hawái y, por tanto, era elegible como presidente.

En Baltimore, Obama celebró una mesa redonda sobre violencia contra los musulmanes y pronunció un discurso en la mezquita. El presidente defendió la libertad religiosa, ensalzó la contribución de la comunidad musulmana a EE UU, urgió a no estigmatizarla y a destacar su aportación, e instó a todas las creencias religiosas a hacer más para condenar los prejuicios que pueda haber contra cada una de ellas. “Tenemos que entender que un ataque a una fe es un ataque a todas las fes”, dijo.

“El islam siempre ha sido parte de América”, proclamó Obama en su discurso. Recordó que muchos de los esclavos africanos que llegaron al país eran musulmanes, la aportación de los musulmanes a la construcción de EE UU, a las Fuerzas Armadas o a los éxitos deportivos. Entre el público, había una esgrimista que participará con un velo en los Juegos Olímpicos de Brasil.

Obama subrayó que la “arrolladora mayoría” del mundo musulmán considera al islam una “fuente de paz”, pero que es “innegable” que una minoría propaga una versión violenta. Y negó que EE UU y Occidente, en su campaña militar contra el ISIS, estén en guerra contra el islam.

Ecos del pasado

En sus palabras hubo ecos del discurso que dio en junio de 2009 en Egipto, en el que abogó por un “nuevo comienzo” entre EE UU y el mundo islámico tras la tensión generada por la guerra contra el terrorismo impulsada por su predecesor, George W. Bush, en 2001. Pero en las palabras de Obama este miércoles hubo también reflejos de las que pronunció Bush en 2001, seis días tras los atentados del 11-S, en una visita a una mezquita de Washington en que el presidente republicano dijo que “islam es paz”.

En una referencia implícita a la retórica contra los musulmanes de Donald Trump y otros aspirantes republicanos a la Casa Blanca, Obama dijo en Baltimore que en “un momento en que otros intentan dividirnos” debe recordarse que “todos somos hijos de Dios, todos nacemos igual”. Subrayó que el objetivo de grupos como el ISIS es dividir a los estadounidenses y defendió que los “valores” deben guiar a EE UU en esa guerra.

El presidente se mostró conciliador con la comunidad musulmana. “No estáis solos”, le dijo. Y en un mensaje directo a los jóvenes musulmanes en EE UU, les pidió que no caigan en la trampa de pensar que tienen que escoger una identidad: “Estáis aquí donde pertenecéis. Sois parte de América también. No respondáis a la ignorancia al abrazar una visión del mundo que imponga que tenéis que escoger”.

Más información