Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La vida sana podría evitar uno de cada tres casos de cáncer

Los costos asociados a nuevos casos oscilan entre los 100 mil millones de dólares para la región de las Américas

Cáncer. Para la mayoría tan solo leer o pronunciar la palabra causa escalofríos. Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) arroja esperanzas con el lema de su campaña en el día mundial del cáncer “Nosotros podemos, yo puedo” para mostrar que todas las personas, tanto de manera colectiva como individual, pueden hacer algo para reducir la carga de esta enfermedad.

El problema no es menor. Hay un promedio de 14 millones de nuevos casos al año – de los cuales 2,8 millones pertenecen a la región de las Américas - y se reportan unas 8 millones de muertes en el mundo, el equivalente al número al que llegará toda la población de Paraguay en el 2030.

Para América Latina y el Caribe, el cáncer es un problema creciente principalmente por el envejecimiento de la población y el cambio en los estilos de vida, que aumentan la prevalencia de factores de riesgo.

De acuerdo a estimaciones del Banco Mundial y la OPS (Organización Panamericana de la Salud), entre los números de cáncer de 2012 y los proyectados para 2030 en la región, se espera que el número de casos nuevos se incremente en un 67%, aumento superior al esperado en Norteamérica (41%) y un poco menos de lo que se espera para los países de ingreso bajo (70%).

Los cánceres más comunes son el de pulmón, el de colon y recto, y el de próstata para los hombres, mientras que para las mujeres son el de pulmón, el de mama y el de colon y recto.

En ambos casos, el cáncer de pulmón, fuertemente asociado al consumo de tabaco, es el que tiene más incidencia y que causa la mayor cantidad de fallecimientos, pero también uno de los tipos de cánceres más evitables evitando el consumo de tabaco o implementando políticas que desincentiven a los fumadores.

Por su parte, “algunos de los tipos de cáncer más frecuentes, como el cáncer de mama, cervicouterino, oral o colorrectal, son en gran medida curables si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente”, explica la OPS.

Es también una cuestión económica. El organismo explica que el costo de los nuevos casos por año en la región de las Américas se valoró en 153.000 millones de dólares en el primer año posterior al diagnóstico, teniendo en cuenta los costos médicos, no médicos y la pérdida de productividad.

Hábitos saludables y detección temprana

“Un obstáculo importante en el control del cáncer es la gran proporción de cánceres diagnosticados en etapas tardías en los países de ingreso bajo y mediano, cuando la cura es imposible, incluso con los tratamientos más modernos” explica Hellen Gelband, directora asociada del Centro de estudio sobre Enfermedades, Economía y Política, en este blog del Banco Mundial.

La experta indica que a medida que las personas comienzan a curarse – a raíz de los tratamientos disponibles- las actitudes de la sociedad hacia el cáncer comienzan a cambiar y la gente está más dispuesta a realizarse exámenes cuando detecta algo fuera de lugar, incluso sin programas formales de diagnóstico a gran escala.

Añade que “cuanto antes se inicie el proceso, más pronto adquirirá fuerza entre la población.”

Además del tratamiento, la OPS advierte que 1 de cada 3 casos de cáncer se podría evitar con hábitos saludables.

En consonancia con su campaña de lucha contra esta enfermedad, en varios casos, la clave está en llevar una vida sana.

  • No fumar y restringir la ingesta de alcohol

  • Aumentar el consumo de vegetales y frutas

  • Realizar actividad física

  • Mantener un peso saludable

Y por supuesto, visitar a un médico, por lo menos, una vez al año.

En este sentido, hay mucho que pueden hacer los países para impulsar hábitos saludables entre su población.

El Ministerio de Salud de Uruguay, por ejemplo, implementó el proyecto para la prevención de enfermedades no transmisibles – entre las que se encuentran distintos tipos de cáncer - que contó con apoyo del Banco Mundial y entre otras cosas, buscó promover vida sana y acercar los servicios de salud a la población.

En Argentina, el proyecto para la protección de la población vulnerable contra las enfermedades crónicas no transmisibles busca optimizar la detección temprana del cáncer de colon, que causa el 11% de las muertes por cáncer en el país, tanto en centros de atención primaria como en hospitales.

* María Victoria Ojea es productora online del Banco Mundial.

Más información