Cameron recaba apoyos ante la oferta europea para evitar la salida de la UE

El primer ministro británico inicia una gira en Polonia y Dinamarca para obtener respaldos

Los técnicos negociadores de los Veintiocho se han reunido por primera vez en Bruselas para debatir la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para que Reino Unido permanezca contento en el club comunitario. "La reunión ha sido larga, difícil y constructiva", avanzan fuentes europeas. Mientras tanto, el primer ministro británico, David Cameron, ha iniciado este viernes una gira por algunos países de la UE para buscar el quórum a sus demandas. Polonia y Dinamarca, adonde se ha desplazado este viernes, ya le han dado un tímido respaldo.

"No quiero interferir en la política interna del Reino Unido, pero no quiero que [el país] se marche de la UE", ha explicado el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, en rueda de prensa. Según fuentes diplomáticas, ésta es la tónica general, pues ningún socio desea la marcha de los británicos del club comunitario, aunque sus peticiones no agraden a nadie. Rasmussen, además, aseguró que su país será "muy comprensivo" con las demandas británicas.

Los negociadores aún disponen del próximo jueves 11 y, según fuentes diplomáticas, de otro día más para limar puntos de la propuesta antes de que se lleve a votación en el Consejo Europeo —reunión de los jefes de Estado y Gobierno— del 18 y 19 de febrero. Fuentes europeas consideran que, si el primer ministro obtiene el visto bueno de los otros 27 socios, es posible que el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE se pueda celebrar en junio de este mismo año. Fuentes europeas auguran unas negociaciones complicadas y un largo camino que recorrer y ven "difícil" que el acuerdo entre los Estados llegue este mes.

Tusk desveló el martes su propuesta que, según fuentes diplomáticas, es generalmente aceptada por los Estados a falta de algunos matices. La concesión más polémica que Bruselas propone a Londres es la de establecer el límite a las ayudas sociales públicas a los extranjeros que se muden a Reino Unido en el futuro. Polonia, con casi un millón de nacionales viviendo en la isla británica, fue de los primeros países en mostrar reservas. Sin embargo, este viernes, tras una reunión entre el líder británico y la primera ministra polaca, Beata Szydlo, Varsovia ha asegurado que el bienestar de los polacos en Reino Unido "queda asegurado".

Pero no todo está ganado y la carrera es ahora a contrarreloj. Los países que conforman lo que se conoce como Los cuatro de Visegrado (Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia) se reunirán el próximo 15 de febrero para debatir una postura conjunta respecto a las concesiones propuestas por Bruselas para que Reino Unido permanezca en el club. Pero sus líderes ya han avanzado que "no aceptarán" ningún plan que discrimine a los cientos de miles de compatriotas que viven en el Reino Unido, informa France Presse. El próximo 12 de febrero, Cameron se verá con la canciller alemana, Angela Merkel, en Hamburgo (Alemania), donde también tratarán el tema, según fuentes diplomáticas británicas.

España, que tampoco desea una salida de Reino Unido de la UE, también centra su preocupación en la eliminación de las ayudas a los trabajadores extranjeros pero, según fuentes diplomáticas, no tiene la intención de bloquear ninguna decisión en el próximo Consejo.