Detenidos 4 militares implicados en el crimen de jesuitas en El Salvador

El juez español Eloy Velasco reclama en total a 16 exintegrantes del ejército salvadoreño por aquella masacre ocurrida en 1989

La policía salvadoreña capturó a los primeros cuatro, de los 16 exmilitares acusados por España del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos mujeres en noviembre de 1989, cuando el pequeño país centroamericano estaba sumido en una guerra civil que había iniciado en 1980, precisamente con el asesinato del entonces máximo jerarca de la iglesia católica local, el arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, en la actualidad un venerado beato. 

La institución de seguridad informó por medio de su cuenta oficial de Twitter que habían sido detenidos, en cumplimiento de la orden de aprensión internacional dada por el juez español Eloy Velasco, el excoronel Guillermo Alfredo Benavides Moreno; los exsargentos Ramiro Ávalos Vargas y Tomás Zárpate Castillo, así como el excabo Ángel Pérez Vásquez. Además la policía aseveró que “continúa el operativo para la ubicación y detención del resto de personas requeridas, sobre lo cual, se informará oportunamente".

Durante la noche del viernes agentes de la policía allanaron las residencia de los excoroneles Joaquín Arnoldo Cerna Flores y de Carlos Mauricio Guzmán Aguilar, quienes no se encontraban en sus domicilios.

La masacre, ocurrida el 16 de noviembre de 1989 fue ejecutada por una unidad élite del ejército llamada Batallón “Atlacatl” y ordenada presuntamente desde el Alto Mando de la Fuerza Armada, de acuerdo al Informe de la Verdad que en 1993 dio a conocer Naciones Unidas (ONU), sobre los más graves crímenes ocurridos en la guerra (1980-1989).

El operativo policial se puso en marcha el mismo día en el que se conoció que un tribunal estadounidense ordenó la extradición hacia España del ex coronel y ex viceministro de la Defensa, Inocente Montano, quien es uno de los 17 solicitados por la justicia española.

En 2011 el juez Velasco giró la primer orden de captura contra el grupo de exmilitares, sin embargo, la justicia salvadoreña falló en contra del procedimiento. En diciembre pasado el juez español volvió a reclamar las capturas de sus acusados, después de que los tribunales salvadoreños sí accedieran a otras detenciones relacionadas con el escándalo de la FIFA que sentaron jurisprudencia.

El 16 de noviembre de 1989 soldados del Atlacatl –entrenado y armado en Estados Unidos para su guerra contrainsurgente en Centroamérica- asaltaron la Universidad Centroamericana (UCA) y asesinaron al sacerdote y rector del centro educativo, Ignacio Ellacuría, de origen español. Igualmente fueron masacrados los sacerdotes españoles Ignacio Martín-Baró, quien era vicerrector de la UCA; Segundo Montes, Amando López y Juan Ramón Moreno, al salvadoreño Joaquín López, así como a las empleadas Elba y Celina Ramos.

Entre los perseguidos por Velasco están los ex generales Orlando Zepeda, Humberto Larios, Rafael Bustillo, Francisco Elena Fuentes. También figuran ex coroneles, ex mayores, ex tenientes y clases, todos supuestamente autores intelectuales y materiales del múltiple crimen.