Kate del Castillo se siente "traicionada" por Sean Penn

El abogado de la actriz mexicana asegura que está dispuesta a declarar, pero en Estados Unidos

Sean Penn sabía que sin la confianza que El Chapo Guzmán le tenía a Kate del Castillo, jamás se hubiera podido acercar hasta ese extremo al narcotraficante más buscado del mundo. Ella era la única mujer en el encuentro que mantuvieron, según relataba Penn en su entrevista escrita para la revista Rolling Stone. Y fue la única sin miedo a que su nombre saliera en el texto. Pero después de todo el escándalo por la reunión secreta y de la orden de detención emitida contra ella por el Gobierno mexicano, Del Castillo ha decidido hablar. A través de su abogado estadounidense ha señalado que se siente "traicionada  y usada" por la estrella de Hollywood.

El alegato de que el señor Guzmán invirtió en la compañía de tequila de Kate es completamente falso y el Gobierno mexicano lo sabe

Harland Braun, abogado de Kate del Castillo

Él se entrevistó con el narco más poderoso del planeta pocos meses después de fugarse de una cárcel de máxima seguridad, publicó una foto que ha dado la vuelta al mundo y una entrevista. Le hizo grabarse en vídeo contestando a sus preguntas. Pero nadie va a investigar a Penn, según señalaron las autoridades mexicanas. La Fiscalía persigue a Kate por un posible delito de lavado de dinero o bien por la inversión del capo en su marca de tequila, o bien por haber recibido dinero de él por la producción de una película sobre su vida. La orden de detención contra Del Castillo ha sido emitida este jueves y, aunque ella reside en Los Ángeles, podría ser llevada a la fuerza a declarar si pisa tierras mexicanas. 

"Ella no sabía que Penn iba a escribir para la revista Rolling Stone", señaló este jueves el abogado Harland Braun —de Braun & Braun, una conocida firma que representa a estrellas de Hollywood— en una entrevista al Tri-City Herald.  Según contó su representante legal, ella sólo conocía la idea que Penn y sus acompañantes tenían sobre la producción de una película sobre la vida de El Chapo. "Después de que se realizara [la entrevista] ya no tenía elección. Una vez que Penn y Guzmán estuvieron de acuerdo en el artículo, ¿qué iba a hacer?", explicó Braun. "Los tres básicamente la usaron y no se lo dijeron", remató. 

El abogado ha señalado también que Kate no tiene ningún problema en hablar sobre el encuentro. "Está deseosa", aclaró. Sin embargo, se mostró más reticente a que lo vaya a hacer en su país natal. Después de la medida del Gobierno mexicano, la firma ha hablado por primera vez por la actriz para señalar que prefieren que rinda declaración en Estados Unidos. "Tras un tiempo razonable, se cumplirá con lo que se requiere legalmente de Kate. Ella responderá las preguntas sobre sus interacciones con el señor Guzmán, que simplemente se relacionan con el proyecto de la película", aseguró el abogado.

"El alegato de que el señor Guzmán invirtió en la compañía de tequila de Kate es completamente falso y el Gobierno mexicano lo sabe. Su interacción con el señor Guzmán está relacionada con su interés en este proyecto artístico y [Del Castillo] no tiene nada que ocultar", enfatizó Braun. Unos mensajes filtrados por la inteligencia mexicana entre Del Castillo y uno de los hombres del narco mostraban el interés que tenía la actriz por asociarse con el narco más poderoso del mundo en su marca tequilera. La conexión tequila entre El Chapo y Kate es una de las principales bazas que tiene el Gobierno mexicano para justificar la orden contra la actriz, que posee desde hace un año la ciudadanía estadounidense. 

La actriz quería explorar "la increíble generosidad hacia proyectos comunitarios que han caracterizado al cártel de Sinaloa, bajo el liderazgo de El Chapo Guzmán"

"Kate estaba y está interesada en hacer una película sobre la fascinante vida de Guzmán. Es su derecho como artista", insistió Braun. La actriz desea contar la historia de "cómo un niño de origen humilde creció hasta dirigir uno de los carteles más poderosos y temidos en el mundo". El representante legal añadió que la mexicana pretendía explorar "la increíble generosidad hacia escuelas rurales y otros proyectos comunitarios que han caracterizado al cártel de Sinaloa bajo el liderazgo del señor Guzmán".

Pero la protagonista de La Reina del Sur  no podía ser ajena a la cantidad de cadáveres que el crimen organizado ha sembrado en su tierra. Muchos de ellos aportados por la mano de El Señor. El narco más poderoso del mundo. Las autoridades han contabilizado más de 80.000 muertos y decenas de miles de desaparecidos. 

Sean Penn estuvo tranquilo mientras Kate estaba presente. Sabía que El Chapo haría cualquier cosa para que ella no se sintiera incómoda con una situación violenta, como cuenta en su crónica en la revista. Cuando ella salió de la habitación, las armas se hicieron visibles. Ahora Penn está tranquilo y Kate del Castillo no sabe cuándo podrá pisar libremente tierras mexicanas.