Taiwán lucha por rescatar a 120 desaparecidos en el terremoto

Se teme que la mayoría estén a gran profundidad bajo un bloque de viviendas

Imágenes sobre los rescates realizados por los bomberos en Taiwán. VÍDEO: REUTERS-LIVE

Taiwán lucha contra el tiempo para intentar el rescate de cerca de 120 personas que se calcula que continúan aún atrapadas entre los escombros tras el terremoto de magnitud 6,4 que sacudió el sábado la ciudad de Tainan, en el sur de la isla. Al menos 23 personas han muerto y más de 500 han quedado heridas, según la agencia local CNA.

 La gran mayoría de las víctimas mortales, 21 de las 23, y los desaparecidos proceden del edificio de apartamentos Weiguan Dragón Dorado, de 16 pisos que se derrumbaron completamente, uno sobre otro.

Los equipos de rescate, a los que se han sumado otros enviados por Japón y China, tratan con grúas y perforadoras de retirar los escombros. La prioridad es tratar de extraer a 19 personas de las que, según ha explicado el alcalde de Tainan, William Lai Chin-te, se piensa que se encuentran en áreas más accesibles.

Otros 103 están, se teme, a mucha profundidad bajo los restos del edificio y “no hay un acceso directo a ellos, es muy difícil”, ha explicado el alcalde. Las ruinas se encuentran en una situación muy precaria y los equipos deben ir reforzando paso a paso partes de la estructura antes de poder avanzar en la búsqueda.

Muchos familiares de los desaparecidos aguardan ansiosamente a pie de las ruinas noticias de sus seres queridos. Chen Yu.mei, madre de un bebé de 3 meses atrapado junto a otros familiares, declaraba a AFP que “estoy preocupada de muerte. Llevo esperando desde las 4 de la mañana de ayer (la hora en que ocurrió la sacudida) y no he tenido noticias de ninguno de ellos”.

Las tareas de rescate continuaron a lo largo de toda la pasada noche. En las últimas horas se ha conseguido liberar a tres personas vivas, entre ellas un niño de 6 años, aparentemente ileso. Otros no han sido tan afortunados. Los trabajadores han extraído también varios cuerpos, entre ellos los de dos hermanas de 18 y 23 años.

En el edificio estaban registradas 256 personas de 96 familias, aunque en el momento en que golpeó el terremoto, en la madrugada del sábado, dormían en él muchas más. Diversas familias habían alojado a amigos y parientes para celebrar la llegada del Año Nuevo chino esta medianoche. Otros apartamentos, al parecer, estaban alquilados a estudiantes que no estaban registrados como residentes.

Aunque los edificios en 9 zonas diferentes de Tainan, una ciudad de 2 millones de habitantes, han registrado daños y derrumbes parciales, el Weiguan Dragón Dorado es el único que se ha desplomado tan completamente. Tras recibir quejas de vecinos y residentes sobre la calidad de la construcción, las autoridades taiwanesas han anunciado la apertura de una investigación para determinar posibles responsabilidades en el colapso.

El temblor se sintió en toda la isla, y se percibió incluso en la costa de Fujian, en la China continental. Según CNA, muchos residentes del sur y centro de Taiwán declararon que los movimientos les recordaron el terremoto del 21 de septiembre de 1999, de magnitud 7.3 y que dejó más de 2.400 muertos en la zona.

Inicialmente más de 400.000 personas se quedaron sin luz, aunque el servicio se ha restablecido desde entonces. La línea de alta velocidad que conecta Tainan con el norte del país, donde reside la mayoría de la población taiwanesa, continúa interrumpida.

Según el Departamento de Meteorología taiwanés, el epicentro del sismo se localizó en el distrito de Meinong, en la ciudad sureña de Kaohsiung, a una profundidad de apenas 17 kilómetros y a una distancia de unos 43 kilómetros de Tainan.