La Knesset suspende a tres diputados árabes por reunirse con familias de atacantes palestinos

Netanyahu: "No aceptaremos a quienes apoyen a familiares de los asesinos de niños israelíes"

Los tres diputados árabes más radicales de la Knesset han sido suspendidos este lunes de parte de sus funciones por el Comité de Ética del Parlamento de Israel. La sanción se produce tras haberse reunido recientemente en Jerusalén Este con familiares de atacantes palestinos abatidos por las fuerzas de seguridad cuyos cadáveres son retenidos por las autoridades, como medida ideada por el Gobierno para prevenir nuevos atentados. Los tres son miembros del Partido Balad, integrado en la Lista Conjunta árabe, la tercera fuerza de la Cámara, que suma 15 de los 120 escaños.

Hanin Zoabi y Basel Ghatas —políticos que participaron como activistas en la flotilla internacional de Gaza— cumplirán cuatro meses de suspensión, y su compañero de partido Yamal Zahalka deberá permanecer dos meses sin poder asistir al pleno, aunque los tres seguirán manteniendo su derecho de voto, según informó en su página web el diario Haaretz. La diputada Zoabi ya fue suspendida en la anterior legislatura durante seis meses, que no llegó a cumplir por la disolución anticipada de la Cámara. La minoría árabe —los palestinos que permanecieron en el Estado de Israel tras la partición del territorio bajo administración británica en 1947— supone el 20% de la población israelí, que asciende a 8,3 millones de habitantes.

La coalición gubernamental que apoya al primer ministro Benjamín Netanyahu había presentado pocas horas antes un proyecto de ley urgente para regular la suspensión de sus funciones de los parlamentarios. "No estamos dispuestos a aceptar una situación en la que diputados israelíes apoyen a las familias de los asesinos de ciudadanos israelíes y que guarden un minuto de silencio en memoria de quienes han asesinado a niños israelíes. Todo tiene un límite. Hay una cosa que se llama honor nacional", advirtió Netanyahu, citado por la agencia Efe.

La medida sancionadora requeriría, en caso de entrar en vigor, del voto favorable de dos terceras partes de la Cámara para ser aplicada. El jefe de la oposición, el laborista Isaac Herzog, se opuso a la iniciativa gubernamental. "Es peligroso. Un día acabarán echando de aquí a diputados de izquierda y derecha", alertó.

La policía retiene al menos una decena de cadáveres de palestinos —algunos desde el inicio de la actual ola de violencia, hace cuatro meses— que murieron por disparos de las fuerzas de seguridad durante ataques a ciudadanos israelíes en Jerusalén Este. El Ejército ya ha devuelto los cuerpos de los agresores abatidos en Cisjordania, aunque llegó a depositar más de 30 en una morgue, en su mayoría de jóvenes muertos en la zona de Hebrón.

Más información