Selecciona Edición
Iniciar sesión

Venezuela interrumpirá el servicio eléctrico en centros comerciales

El Gobierno obliga a cortar la luz durante varias horas al día por la crisis energética

La crisis energética en Venezuela amenaza con golpear todavía más la maltrecha economía nacional. El Ministerio de Energía Eléctrica ha informado a los centros comerciales de que, a partir del miércoles, primer día laborable después del asueto de Carnaval, interrumpirá el servicio eléctrico entre la una y las tres de la tarde y las siete y las nueve de la noche de lunes a viernes, debido a la prolongada sequía ocasionada por el fenómeno climático conocido como El Niño. Otro obstáculo para una economía azotada por la crisis.

En respuesta a esta medida, Cavececo (Cámara Venezolana de Centros Comerciales) difundió un comunicado en el que propone al Gobierno trabajar entre el mediodía y las siete de la noche, para evitar que se suspenda el trabajo de farmacias, supermercados y bancos ubicados en esos recintos comerciales. Las autoridades venezolanas están informadas de la propuesta, pero aún no han comunicado su respuesta. Mientras esperan, los principales centros comerciales de Caracas anunciaron que a partir del miércoles trabajarán entre las tres de la tarde y las siete de la noche.

El Centro Comercial El Recreo, ubicado en el bulevar de Sabana Grande, una de las principales zonas céntricas de la capital venezolana, no permitirá el ingreso de vehículos al estacionamiento —que sirve de aliviadero en una zona en la que no hay donde aparcar y reina la delincuencia— durante las horas del racionamiento ni después de las seis de la tarde. También suspenderá en las horas pico y durante la noche la operación de los ascensores y las escaleras mecánicas.

Tal como está planteada, la medida afectaría a los empleados que aprovechan el receso del almuerzo y las primeras horas de la noche para adquirir los escasos productos básicos. El impacto sobre restaurantes y locales de comida rápida está también por contabilizarse y es uno de los argumentos de los afectados para pedir una decisión menos drástica. Con el horario propuesto por el Gobierno habría un recorte de la jornada laboral de cuatro horas diarias para buena parte de las 500.000 personas que trabajan en las empresas que funcionan en estos recintos.

Crisis y sequía

A esas razones, Cavececo también agrega que la demanda de sus agremiados no supera el 3% del consumo nacional, y que en el año 2009, también en medio de una cruel sequía, lograron disminuir un 20%. “Hoy en día el gremio de los centros comerciales consume el 10%”, aseguran en el comunicado.

La crisis de los centros comerciales es consecuencia de la suma de las contrariedades de la naturaleza y la incapacidad para anticiparse a esta crisis. El 70% de la energía que consume el país se produce por vía hidroeléctrica y se traslada a instalaciones acuciadas por un mantenimiento deficiente. La sequía provocada por El Niño ha ocasionado, según el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Ernesto Paiva, que los 18 embalses más importantes del país estén muy cerca de llegar a su nivel crítico.

Además, en la era chavista la desinversión ha sido especialmente notable. Algunas empresas privadas que controlaron parte de la generación de energía hasta 2007, cuando el entonces presidente Hugo Chávez nacionalizó el sistema, no invirtieron en el negocio porque el Gobierno mantenía congeladas las tarifas. Cuando entre 2009 y 2010 el incremento de la demanda y un embate anterior de El Niño desnudaron la necesidad de nuevas inversiones, el Gobierno chavista decretó la emergencia eléctrica para adquirir unidades termoeléctricas de generación. Con el paso de los años se conocieron escándalos de corrupción asociados a esas adquisiciones.

Más información