Selecciona Edición
Iniciar sesión

Obama pide al Congreso 1.600 millones para combatir el zika

Los investigadores confían en que los fondos permitirán acelerar la creación de una vacuna

El Gobierno de Barack Obama solicitará al Congreso de Estados Unidos más de 1.800 millones de dólares (más de 1.600 millones de euros) en fondos de emergencia para luchar contra la expansión del virus del Zika, según ha anunciado este lunes la Casa Blanca. Por el momento, el zika —un virus que se transmite principalmente a través de la picadura de un mosquito— no tiene tratamiento ni una vacuna, aunque los científicos confían en que los recursos y la urgencia actuales permitirán “acelerar” los procesos para tener un remedio bastante antes de lo habitual, que suelen ser entre tres y cinco años.

El objetivo de los fondos extraordinarios es “mejorar los esfuerzos para preparase y responder ante el virus del Zika tanto interna como internacionalmente”, dijo la Casa Blanca. Su portavoz, Josh Earnest, manifestó su esperanza de que los legisladores “reconozcan la urgencia de la petición” y aprueben “rápidamente” la partida de dinero.

Aunque en el territorio continental de EE UU todavía no se ha reportado ningún caso de transmisión local por la picadura de un mosquito, sí se ha registrado uno de transmisión sexual en Dallas (Texas), lo que ha aumentado las alarmas en torno a las vías de contagio de un virus del que todavía se sabe demasiado poco. Sobre la sospecha de que el virus se pueda transmitir a través de la saliva o la orina, tal como se ha empezado a investigar en Brasil, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), Anthony Fauci, se mostró muy cauto. “Solo porque esté en la saliva o la orina no hay que presumir que eso vaya a ser una forma significativa de transmisión. No vamos a descartarlo, pero tampoco debemos hacer la presunción ahora de que puede ser transmitido” de esa forma, dijo en rueda de prensa en la Casa Blanca.

Búsqueda de una vacuna

Fauci y otros investigadores se llevarán la mayor parte de los fondos solicitados. De los 1.800 millones de dólares, 1.480 irán al Departamento de Salud. De ellos, 828 millones se destinarán al Centro de Control de Enfermedades (CDC), la agencia federal que estudia enfermedades contagiosas y que coordina la respuesta nacionalmente. El Gobierno también prevé una partida de 200 millones de dólares específicamente para acelerar la búsqueda de una vacuna contra el zika.

Fauci reiteró este lunes que no habrá una vacuna inmediata, pero matizó sus primeras declaraciones, cuando dijo, hace dos semanas, que se tardarían varios años en lograr una. Según sus estimaciones, se empezarán las primeras pruebas en humanos de una vacuna “en algún momento del verano”. Esa “fase 1” durará unos tres meses y estará finalizada “antes del final de 2016”, confió. Si la epidemia se mantiene el año próximo en las cotas actuales, “se podría determinar si una vacuna es segura y efectiva en 6 u 8 meses, no en cinco años”. Y aunque una vacuna tradicional, “totalmente aprobada, segura y efectiva” tardaría al menos tres o cinco años en ser recibir el visto bueno final de las autoridades, “cuando hay una situación de emergencia, quizás podemos lograr una aprobación acelerada”, agregó, si bien no fijó una fecha determinada para ello.

También la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado este lunes que está trabajando para seleccionar las investigaciones existentes sobre el zika, para tratar de dar prioridad aquellas más útiles y acelerar su desarrollo. Una selección que llevará a cabo un comité de asesores de esta organización.

Un trabajador fumiga un cementerio en Carabayllo, a las afueras de Lima, para tratar de erradicar al mosquito transmisor del zika, el 1 de febrero. REUTERS

Etapas iniciales

Actualmente hay 12 grupos que trabajan en proyectos de potenciales vacunas contra el zika, según la OMS. Investigaciones que, sin embargo, se encuentran en las etapas iniciales. Algunos de estos estudios se están centrando más en la profilaxis contra el virus; un sistema que se usa, por ejemplo, para tratar de prevenir la Malaria, según la Organización Mundial de la Salud.

Ante la expansión del virus que ha afectado ya a toda América y que infectará a entre tres y cuatro millones de personas, según la OMS, las autoridades sanitarias se han puesto manos a la obra para tratar de agilizar una respuesta médica. De momento, el zika se combate únicamente a través de la prevención de la picadura y la erradicación del Aedes aegypti, el mosquito transmisor. Así, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha anunciado este lunes la creación de un grupo de expertos para trabajar en los tratamientos y la inmunización. 

La agencia está alentando a los desarrolladores de medicinas a contactarla si tienen algún proyecto prometedor. Además, la EMA ha precisado que contactará "proactivamente" a empresas que ya planeen trabajar en investigación sobre vacunas, en asesoramiento científico y en la regulación de fármacos. "La interacción temprana y habitual con la agencia puede acelerar significativamente el desarrollo de medicinas", ha dicho la agencia en un comunicado.

Según Fauci, hay una ventaja en el caso del zika: que ya existe experiencia en la creación de vacunas para un flavivirus como es el zika, puesto que se avanzó bastante en la investigación de una para el virus del Nilo Occidental.

“Tenemos una tecnología de vacunas para el virus del Nilo Occidental que fue a la fase 1 y que tenía buena pinta”, recordó Fauci. El problema en ese caso, explicó, fue que no se encontró una farmacéutica que estuviera interesada en desarrollar la vacuna. Pero este no es el caso ahora, puesto que para el zika ya se está trabajando con varias compañías, celebró.

Entre los diversos destinos previstos para el fondo de emergencia que trata de sacar adelante la Casa Blanca destacan también 250 millones que irán destinados a Puerto Rico, el territorio estadounidense no continental más afectado hasta ahora por el virus del zika. Allí se han registrado al menos 21 casos, todos, salvo uno, transmitidos localmente. El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, declaró el viernes una emergencia de salud pública ante la “amenaza del virus del zika”.

La administración Obama también ha reservado una partida de más de 330 millones de dólares para la agencia humanitaria estatal USAID, con los que pretende ayudar a los países más afectados por el virus a contener la transmisión del virus y acelerar los diagnósticos y la búsqueda de una vacuna.

Más información