Varoufakis lanza un movimiento para refundar la UE desde la izquierda

El exministro griego afirma en Berlín "la Unión Europea está sufriendo una desintegración”

El exministro griego Yanis Varoufakis (derecha) y el escritor croata Srecko Horvat, en la presentación del nuevo movimiento en Berlín. TOBIAS SCHWARZ AFP

El exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis ha dado a conocer este martes en Berlín, una ciudad que considera como la nueva capital de Europa, las ideas motoras de un ambicioso movimiento político paneuropeo con el que pretende salvar y democratizar a la Unión Europea. El movimiento, que busca unir a todas las fuerzas de izquierda del continente para evitar que la casa común europea estalle en mil pedazos ha sido bautizado como Movimiento por la Democracia en Europa 2025 (DiEM25, en sus siglas en inglés).

Más popular fuera de Grecia

M. A. S.-V.

Tras el relumbrón mediático adquirido durante sus escasos cinco meses como ministro, era extraño que Yanis Varoufakis volviera al redil de la universidad, a escribir “oscuros textos académicos durante años”, como definió un día las labores docentes.

Del abrasivo Varoufakis poco se ha sabido en Grecia estos meses —es mucho más estimado fuera de su país—, pero el 19 de enero concedió una polémica entrevista a una televisión en la que atribuyó al primer ministro, Alexis Tsipras, la idea de crear una moneda paralela ante un posible Grexit, y subrayó que él defendió en todo momento seguir en el euro.

Tras su espantada del Gobierno, no repitió como candidato de Syriza en las elecciones de septiembre.

Durante una concurrida rueda de prensa realizada en el teatro Volksbühne de Berlín, Varoufakis se refirió al contenido de un manifiesto que lleva como título La Union Europea será democratizada o se desintegrará, donde se señala que la meta central del movimiento es buscar, y obtener, la transparencia total en la toma de decisiones, por ejemplo, con retransmisiones en vivo de las reuniones del Consejo de Europa, del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros del Eurogrupo, y un plan integral para abordar la crisis económica en el viejo continente.

El documento, que ya había sido publicado en Internet, recuerda que la Union Europea llevó la paz a los pueblos europeos y denuncia los "vicios" que imperan en Bruselas. “Una conspiración de políticos miopes, funcionarios económicos ingenuos y expertos financieros incompetentes se sometieron servilmente a los edictos de conglomerados industriales, causando el distanciamiento de los europeos y provocando una peligrosa respuesta antieuropeo", señala el documento, que propone la realización de un referéndum continental para poner en marcha una asamblea constituyente para lograr, a más tardar en 2025, la refundación de Europa con una nueva Constitución que reemplace los tratados actualmente vigentes.

"La Unión Europea está sufriendo una desintegración y la está viviendo en forma muy rápida”, ha dicho el exministro griego al recuperar algunas ideas que ya se expresaban en el manifiesto. Varoufakis señaló también que el origen del problema se puede encontrar en la despolitización de las decisiones europeas que son adoptadas por burócratas y al margen de procesos democráticos. “Nuestro movimiento desea la democratización de las instituciones europeas y recuperar una legitimación del poder político. Hay que impedir el regreso a los Estados nacionales, la construcción de nuevos muros y esconder la cabeza en la arena”, añadió en la rueda de prensa con la que abrió una jornada a la que asisten los eurodiputados de Podemos Miguel Urbán y Lola Sánchez; el teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, y el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro.

El lanzamiento oficial del nuevo movimiento tuvo lugar por la noche con un acto popular en el teatro Volksbühne y cuyas entradas, a 12 euros, se agotaron con varias semanas de antelación. España tuvo un protagonismo especial en esa celebración gracias a la participación de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que envió un vídeo en el que resaltaba que Grecia sufrió un “golpe de Estado” orquestado desde Bruselas para poner sus finanzas en orden.

La intervención más combativa corrió a cargo del eurodiputado de Podemos Miguel Urbán., quien se refirió a la canciller Angela Merkel como una persona interesada en comprar los favores de Turquía y de la OTAN para impedir que los refugiados sirios lleguen a Europa

La fiesta popular fue precedida por tres debates a puerta cerrada durante los cuales los participantes esperan ofrecer respuestas a los desafíos que tienen por delante. La lista de participantes es larga e incluye a políticos, artistas, intelectuales y economistas, como Toni Negri de Italia; el economista estadounidense James Galbraith; el diputado laborista británico John McDonnel y el filósofo croata Sracko Horvat.

Más información