Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

China confirma su primer caso de zika

Se trata de un varón de 34 años que había viajado a Venezuela recientemente

China ha este miércoles confirmado su primer caso de virus del zika. Se trata de un hombre de 34 años, nativo de la provincia de Jiangxi y que había viajado recientemente a Venezuela, según informa la agencia local, Xinhua, que cita a la Comisión de Salud y Planificación Familiar. El enfermo se encuentra ingresado bajo cuarentena y se recupera con normalidad de sus síntomas, que incluyen sarpullidos y fiebre.

El paciente empezó a desarrollar los síntomas de la enfermedad el 28 de enero, mientras aún se encontraba de viaje, y quedó ingresado el 6 de febrero, un día después de regresar a su país vía Hong Kong y Shenzhen, en la provincia de Cantón. El hombre trabaja para una compañía de Dongguang, un importante centro manufacturero en la misma provincia.

Según la Comisión de Salud, el riesgo de contagio es “extremadamente bajo”. El mosquito que transmite el virus, el Aedes Aegypti, no está presente en la provincia de Jiangxi y aunque sí habita en Cantón, las temperaturas invernales son demasiado bajas para que esté activo.

Las autoridades de Hong Kong han reforzado las inspecciones en los puntos fronterizos tras conocer que el enfermo pasó por el territorio autónomo. Aunque hasta el momento no se han detectado casos del virus en la excolonia británica, el mosquito es endémico. El secretario de Sanidad hongkonés, Ko Wing-man, había advertido a principios de esta semana de la posibilidad de que se empezaran a detectar casos.

La Organización Mundial de la Salud declaró el 1 de febrero una emergencia sanitaria internacional por el virus. Aunque no está confirmado, se sospecha una correlación entre el zika y un aumento de los casos de microcefalia en recién nacidos, un problema que puede causar alteraciones en el desarrollo normal de la persona.

Entre los síntomas de la enfermedad, que contraída por los adultos desaparece sin dejar secuelas, se encuentra la fiebre, sarpullidos, picor de ojos y dolor de cabeza. El virus se ha extendido rápidamente por centro y sudamérica. Brasil es el país más afectado.

China había anunciado la semana pasada la puesta en marcha de medidas para evitar posibles casos, entre ellas la exterminación masiva de mosquitos.

La Universidad Sun Yat-Sen de Cantón comenzará el mes próximo un proyecto piloto que tratará de reducir la fertilidad de los mosquitos, publica este miércoles el diario China Daily, que cita al microbiólogo de ese centro educativo Xi Zhiyong. Una prueba similar el año pasado para controlar un brote local de dengue, según el periódico, consiguió reducir en un 90% la población de esos insectos. El Aedes Aegypti transmite tanto el virus del dengue como el del zika.

Otros países asiáticos también han anunciado que toman precauciones. La oficina de la OMS para el Pacífico Occidental en Manila ha apuntado que en tanto los mosquitos Aedes estén presentes en la región “se puede anticipar que surgirá el virus”.

Hasta el momento se ha detectado un caso en lo que va de año en Tailandia, donde se localiza una media de cinco casos anuales. También se ha localizado otro en Taiwán, un hombre procedente de Tailandia. En Malasia, aunque no se han producido aún casos, el virus “podría avanzar rápidamente” si se introduce, según ha reconocido su Ministerio de Sanidad. En Australia ya se han detectado dos episodios de la enfermedad.