Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Posiblemente, la ministra más joven del mundo

Emiratos Árabes incluye a ocho mujeres en el Gobierno y crea un Ministerio para la Felicidad

Los gobernantes de Emiratos Árabes Unidos (EAU) han vuelto a apuntarse un tanto con un triple golpe de efecto. Su vicepresidente y primer ministro, el jeque Mohammed de Dubái, anunció ayer miércoles una remodelación ministerial que da entrada en el Gobierno a ocho mujeres (sobre 30 miembros), crea una cartera para la Felicidad y nombra a la que tal vez sea la ministra más joven del mundo, Shamma al Mazrui, de 22 años, encargada de Asuntos de la Juventud.

“Shamma va a presidir el Consejo de la Juventud para representar las esperanzas de nuestros jóvenes [ante el Gobierno]. Se le van a dar prerrogativas y se espera que obtenga resultados tangibles”, ha escrito el jeque Mohamed en su cuenta de Twitter al comunicar su nombramiento, difundido como el resto, en árabe y en inglés, a través de esa red social.

El gobernador de Dubái también ha destacado que Al Mazrui tiene un Máster por la Universidad de Oxford y se licenció en Economía y Finanzas en la Universidad de Nueva York. Su biografía como becaria Rhodes la describe como una apasionada golfista y esquiadora, curiosa afición ésta en un país sin montañas y donde gran parte del año se superan los 40 ºC.

El jeque Mohamed ya había anunciado hace unos días que buscaba un emiratí de menos de 25 años para que entrara en el Gabinete. EAU, el 85 % de cuyos nueve millones de habitantes son emigrantes extranjeros, tiene una población nacional muy joven. Aunque el estado de bienestar y un férreo control de las actividades políticas evitaron que se contagiara de la primavera árabe, sus dirigentes saben que no basta con los edificios más altos y los centros comerciales más grandes para garantizar la estabilidad. Por eso están poniendo un gran énfasis en la educación, el desarrollo tecnológico y la buena gobernanza, algo que ha convertido el país en un modelo para el resto de los árabes.

Los puestos clave del Consejo de Ministros siguen en manos de las familias gobernantes de Abu Dhabi y Dubái, los dos emiratos con mayor peso en la federación. El propio Mohamed mantiene la cartera de Defensa y su hermano Hamdan Bin Rashid la de Finanzas, mientras que los Al Nahyan continúan en Interior, Asuntos de la Presidencia y Exteriores (que ahora asume Cooperación Internacional). No está en el Gobierno, sin embargo, el hombre más poderoso del país, el jeque Mohamed Bin Zayed al Nahyan, heredero de Abu Dhabi y vicejefe de las Fuerzas Armadas, cuyo hermano, el presidente Khalifa, está delicado de salud.

La popular jequesa Lubna, primera mujer ministra de Emiratos y responsable hasta ahora de Cooperación Internacional, pasa a ocuparse de una nueva cartera para la Tolerancia. El empoderamiento de las mujeres en EAU constituye tanto una necesidad ante el escaso número de emiratíes, como una fórmula para mejorar su posición en los informes internacionales sobre derechos humanos, donde con frecuencia se critica la falta de derechos sindicales y de libertades políticas.

“La felicidad en EAU no es solo una aspiración, hay planes, proyectos, programas e indicadores. Será parte del trabajo de nuestros ministerios y parte de nuestro estilo de vida”, ha asegurado el jeque Mohamed al nombrar Ohood al Roumi como secretaria de Estado para la Felicidad, con rango de ministra. Al Roumi era hasta ahora la directora general de la Oficina del Primer Ministro, un cargo que va a compatibilizar con sus nuevas responsabilidades.

Más información