Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los kurdos sirios inauguran una oficina de representación en Moscú

El gabinete carece de estatus diplomático pero alimenta la tensión entre Rusia y Turquía

Los kurdos sirios inauguraron oficialmente este miércoles una representación en Moscú. Es la segunda que el Kurdistán Occidental —que dispone de un Gobierno autónomo desde 2013— abre en el extranjero después de la que tiene desde el año pasado en el kurdistán iraquí. La apertura ha sido posible sólo debido al deterioro de las relaciones entre Rusia y Turquía, después de que este último país derribara un bombardero ruso el pasado noviembre.

Aunque no tiene ningún estatus diplomático supone un golpe para Ankara, que que califica de organización terrorista al Partido de la Unión Democrática (PYD), creador del Gobierno autónomo en el Kurdistán Occidental y el principal grupo político kurdo sirio, al que asocia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) con el que mantiene un conflicto histórico.

La representante especial del Gobierno del Kurdistán Occidental para Europa y Estados Unidos, Sina Muhamed, considera que la apertura de la oficina en Moscú es un acontecimiento "histórico". "Se trata solo del primer paso", declaró en una rueda de prensa en la que aseguró también que "en el futuro" abrirán legaciones tanto en los países de la Unión Europea como en Norteamérica.

Los kurdos sirios fueron excluidos de las conversaciones de paz de Ginebra entre el régimen del presidente sirio Bachar el Asad y la oposición para tratar de poner fin a la guerra en Siria, pese a las reclamaciones de Moscú —tradicional aliado de El Asad—, que sostiene que ninguna negociación puede obtener resultados sin ellos. Las conversaciones concluyeron sin éxito la semana pasada.

Muhamed, que viajó especialmente a Moscú para la apertura de la representación en Rusia, manifestó que es lamentable que los kurdos, que controlan un 15% del territorio sirio, fueran excluidos de las negociaciones de paz en Ginebra de la semana pasada. "Han marginado a los únicos que combaten a los terroristas del Estado Islámico", señaló la representante, que apuntó que los kurdos sirios llevan cinco años "combatiendo en solitario el terrorismo" en la zona. Sin la participación kurda, dijo, "no habrá una solución política para el conflicto sirio".

Para la alta representante kurda, que confía en "encontrar un lenguaje común con la comunidad internacional para hacer frente a la amenaza terrorista", son positivos "tanto los bombardeos de la aviación rusa como los de la coalición occidental encabezada por Estados Unidos" y aseguró que ahora mantienen buenas relaciones con la Casa Blanca y el Kremlin.

Aunque el ministerio de Exteriores ruso ha parecido querer distanciarse de la oficina al declarar que los intereses kurdos serán representados por diplomáticos de Irak y Siria, está claro que este nuevo apoyo del Kremlin al Kurdistán enfurece a Ankara y enturbia aún más las relaciones entre Turquía y Rusia.

La oficina moscovita tiene dos tareas primordiales, explicó el presidente del consejo de la Autonomía Nacional-Cultural de los Kurdos de Rusia, Farhat Patíyev: "Representar los intereses de Rojava [es decir, el Kurdistán Occidental] en las relaciones con los políticos y diplomáticos rusos" y "defender los intereses de los kurdos tanto en Rusia como en Siria". La representación también contribuirá a resolver los problemas de los miembros de las comunidades kurdas en ambos países, agregó Patíyev.

Más información