Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las FARC anuncian que dejarán de reclutar menores de 18 años

La guerrilla colombiana no especifica si esta decisión implica la desmovilización de los jóvenes

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han anunciado este miércoles su decisión de "poner fin a la incorporación de menores de 18 años" a sus filas. La guerrilla colombiana, a través de Victoria Sandino, una de sus portavoces en La Habana, ha asegurado que toman esta determinación "en aras de avanzar lo más rápidamente posible hacia el fin del conflicto armado" que dura ya más de 50 años en el país. Por el momento, ni el Gobierno de Juan Manuel Santos ni su delegación en Cuba, sede de las negociaciones de paz que se llevan a cabo desde hace tres años, se han manifestado al respecto.

Este paso se suma al anunciado en febrero de 2015 cuando la guerilla recordó que "según el derecho internacional humanitario la edad mínima para la vinculación con las FARC era de 15 años", al mismo tiempo que acordaron "terminar con cualquier aceptación de menos de 17". Este baile de edades es solo un interrogante más alrededor de esta decisión. Se desconoce si el final del reclutamiento de jóvenes implica su desmovilización inmediata, cuántos son, qué pasará con estos guerrilleros y si el Estado u otras organizaciones aceptarán acogerlos o encargarse de su salvaguardia.

Las FARC se limitan a justificarse en su comunicado: "La llegada de jóvenes se ha producido por motivos de necesidad y desprotección social por parte del Estado. La mayoría son habitantes de zonas rurales y urbanas marginadas y desprovistas de las mínimas garantías sociales; en estos casos, nos hemos visto en la obligación de cumplir una función de protección y refugio a estos menores víctimas del conflicto social y armado".

En una entrevista reciente con EL PAÍS, Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC en La Habana, ya adelantó que estaban considerando frenar el reclutamiento. "Si vamos para la paz, no tiene sentido ingresar muchachos", dijo. El guerrillero aseguró entonces que no permitirían que los menores abandonaran la milicia: "Eso significaría quedarnos sin fuerza". Tampoco especificó el porcentaje que la conforman, aunque sí reconoció que "está mayoritariamente integrada por gente joven".

El anuncio se produce cuando falta algo más de un mes para que se cumpla la fecha final en la que debería firmarse la paz en Colombia, el 23 de marzo. Aunque el día cada vez parece más difuminado en el calendario, tanto el Gobierno como la guerrilla se afanan en La Habana por cerrar los últimos puntos que quedan por negociar. Después de que Juan Manuel Santos anunciara a finales de 2015 que había ordenado a sus negociadores "acelerar" el proceso, la ONU aprobó a mediados de enero la misión que se encargará de verificar el cese bilateral del fuego y la dejación de armas por parte de las FARC que debería producirse 60 días después de la firma de la paz. Para entonces ambas delegaciones deberán, entre otras cosas, concretar las zonas de concentración para los guerrilleros, que discuten desde hace meses. La guerrilla es partidaria de tener una zona por frente, algo que el Ejecutivo no está dispuesto a asumir.

Más información