Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Hollande recupera para Exteriores a su ex primer ministro Ayrault

El nuevo Gobierno de Francia da un leve giro hacia la izquierda recuperando a ecologistas y radicales

El presidente francés François Hollande pone el retrovisor. Casi dos años después de su gran remodelación de Gobierno en la que nombró al primer ministro Manuel Valls y prescindió de Los Verdes, el presidente recupera ahora para Exteriores a su primer jefe de Gobierno, Jean-Marc Ayrault, y a dirigentes ecologistas escindidos de la formación Europa Ecologista-Los Verdes. La ministra de la Vivienda Sylvia Pinel, del Partido Radical de Izquierda, también ha sido sustituida, pero entran dos pesos pesados de la misma formación. Es, en definitiva, un leve giro hacia la izquierda a 14 meses de las elecciones presidenciales de mayo de 2017.

La salida de Laurent Fabius, que este miércoles anunciaba su retirada, parecía cantada desde hace meses. Acababa el plazo para que Hollande le propusiera como presidente del Consejo Constitucional. Ayrault, que abandonó el Gobierno en la primavera de 2014 tras el fracaso de los socialistas en las elecciones municipales, ocupará su lugar en el Quai d'Orsay. Como primer ministro se le consideró un hombre con poco carácter para sacar adelante las reformas económicas que pretendía el Elíseo. Su regreso es una forma de reconciliar el patio hollandista.

El giro más evidente es el que supone la incorporación al Gobierno de tres exmiembros de Europa Ecología-Los Verdes (EE-LV), lo que, de paso, profundiza en la crisis que vive esta formación. Los que ahora regresan eran importantes dirigentes. Emmanuelle Cosse ha abandonado este jueves la secretaría general de EE-LV para aceptar ser ministra de la Vivienda. Tanto Jean-Vincent Placé como Barbara Pompili eran dirigentes del partido hasta hace cuatro meses. Ahora son, respectivamente, el nuevo secretario de Estado de la Reforma del Estado y la nueva secretaria de Estado de relaciones internacionales sobre el clima.

Diferentes dirigentes de EE-LV, que cuentan con 18 diputados en la Asamblea Nacional, han clamado estos días pasados contra el posible regreso al Gobierno. El movimiento de Hollande y, sobre todo, la entrada de Cosse abre una fosa aún mayor en la formación ecologista.

La todopoderosa Ségolène Royal ve aumentadas sus competencias para comandar las negociaciones internacionales sobre el clima. Ministra de Energía, Ecología y Desarrollo Sostenible, tendrá ahora bajo su mando a Barbara Pompili.

Deja el Gobierno un miembro del Parido Radical de Izquierda (19 diputados), Sylvia Pinel, pero en su lugar entra el presidente de la formación, Jean-Michel Baylet, ahora ministro de Planificación del Territorio, y otro miembro del partido, Annick Girardin, nueva ministra de Administraciones Públicas.

Una de las salidas menos esperada es la de ministra de Cultura Fleur Pellerin, que ha dado un resultado decepcionante. Le sustituye otra mujer Audrey Azoulay. El Ejecutivo francés aumenta hasta los 38 miembros (entre ministros y Consejos de Estado) y alcanza la estricta paridad: 19 hombres y 19 mujeres. Las carteras de mayor peso, sin embargo, como Exteriores, Interior, Defensa, Economía y Hacienda, siguen en manos masculinas.

Más información