Selecciona Edición
Iniciar sesión
OBITUARIO

Sushil Koirala, el primer ministro que no supo pacificar Nepal

Fue el principal arquitecto de la controvertida nueva Constitución del país

Sushil Koirala, ex primer ministro de Nepal, murió a causa de neumonía el pasado 9 de febrero en la capital, Katmandú. A los 78 años, era el último eslabón de una de los clanes políticos más importantes del país de los Himalaya. En el último medio siglo cuatro primeros ministros han surgido de esa dinastía. Sushil Koirala también fue el principal arquitecto de la controvertida nueva Constitución de Nepal. Por una parte, algunos le dan el crédito porque fue durante su Gobierno cuando se aprobó, después de siete años de intentos, la nueva Ley Fundamental. Sin embargo, para gran parte de la sociedad de Nepal, este documento es discriminatorio con las minorías y las mujeres. Entre otras cosas, no les da suficiente representatividad política a algunos grupos y las madres solteras o casadas con extranjeros no pueden dar la nacionalidad a sus hijos.

Sus opositores políticos consideran que esta Constitución no logró traer la estabilidad y la paz al país que se esperaba después de la abolición de la monarquía y la guerra civil. Desde septiembre del año pasado, el país de los Himalaya ha sufrido constantes manifestaciones y medio centenar de muertos.

Koirala era el primer ministro cuando, en abril de 2015, se produjeron dos grandes terremotos. Aunque la dimensión de la tragedia era difícil de sobrellevar para cualquier país, se esperaba un mejor trabajo de Koirala y su Gobierno. Tardó varios días en hacer una aparición pública, su administración no logró muy buena coordinación de los esfuerzos de rescate y tampoco logró pasar una legislación para establecer una autoridad para la reconstrucción.

Sushil Koirala también era presidente del partido del Congreso de Nepal, al que pertenecía desde 1952 y al que se consideraba extremadamente leal. Nunca se casó y era reconocido por llevar una vida simple.

Estuvo en exilio político en India tras la imposición del rey Mahendra en 1960. En el país vecino también sufrió prisión durante tres años por tomar parte en el secuestro del avión de Nepal Airlines en 1973. Fue justamente su primo Girija Prasad Koirala quien planeó la operación que tuvo como objetivo usar el dinero que se transportaba en el avión desde Biratnagar a Katmandú para comprar las armas para hacer una quitar al rey.

Tiempo después, en intrincada historia política de Nepal Girija Prasad Koirala llegó a ser primer ministro en cuatro ocasiones. Sushil Koirala le fue incondicional hasta su muerte en 2010 que se cambió a su casa, en señal de que era el nuevo patriarca del clan.

Koirala había tomado el cargo de primer ministro en febrero de 2014 y renunció el pasado octubre cuando no se logró un consenso entre los partidos en el gobierno para lograr detener las constantes manifestaciones y el bloqueo por cuatro meses de la frontera con India como protestas contra la nueva Constitución. El importante punto de comercio y de donde llegan muchos víveres para Nepal, fue abierto el lunes, sólo un día antes de la muerte de Koirala.

A pesar de su delicada salud y de que algunos creían que su popularidad estaba en descenso, buscaba volver a ser elegido presidente de su partido en un par de semanas. Además de la neumonía, sufría de cáncer de pulmón. Su cuerpo fue cremado en Pasuhpati, el centro de cremaciones más representativo de Katmandú, y su funeral fue atendido por miles de personas.