Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“Al Papa no le gusta que le usen políticamente”

Cuatro expertos analizan en corto la visita de Francisco a México

El padre David Fernández, rector de la Universidad Iberoamericana; Soledad Loaeza, profesora del Colegio de México; Alejandro Díaz, profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey y Bernardo Barranco, sociólogo especializado en religión, analizan la visita del Pontífice a México. 

Padre David Fernández, rector de la Universidad Iberoamericana

“Francisco no permanecerá impasible, tendrá palabras críticas”

México vive una situación excepcionalmente delicada. Hay una crisis de derechos humanos, un deterioro medioambiental muy importante y una mala situación económica. En este contexto, el discurso del Papa significará un aliento para el pueblo y al mismo tiempo una mirada crítica sobre lo que ocurre. Francisco no permanecerá impasible; tendrá palabras críticas. Para los sectores de base, abiertos y progresistas, será un motivo de alegría, y para los más tradicionales, una oportunidad para comprender y abrirse.

Soledad Loaeza, profesora del Colegio de México

“La Iglesia católica se está convirtiendo en una más”

La Iglesia que se encontrará el Papa en México es pobre, necesita de la ayuda del Estado y ha quedado lastimada por el escándalo de los Legionarios de Cristo. A todas luces, atraviesa un momento muy complicado. La vida de los mexicanos es cada vez más secular y está dominada por la cultura popular estadounidense, que no es precisamente católica. Y además tiene que hacer frente a un crecimiento de las iglesias protestantes más fuerte que en Brasil. Yo diría que la Iglesia católica se está convirtiendo en una más.

Alejandro Díaz, profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey

“El Papa usará gestos para clarificar su doctrina”

La visita del Papa viene marcada por la agenda social. La migración, la pobreza, la desigualdad y la injusticia son sus temas. Durante su estancia, es casi seguro que habrá críticas veladas, pero no señalamientos particulares. Su discurso se basa no sólo en la palabra sino en el uso de imágenes plásticas, en gestos que clarifican su doctrina.

Bernardo Barranco, sociólogo especializado en religión

“Al Papa no le gusta que le usen políticamente”

La visita del Papa ha sido largamente esperada. Ya al inicio del Pontificado, el presidente Enrique Peña Nieto le invitó a venir. Pero no todo ha sido una luna de miel. Hubo algunos momentos ríspidos. Con Ayotzinapa, el Papa habló dos veces del tema y envió a su nuncio a oficiar misa y consolar a los padres de las víctimas, lo que incomodó al Gobierno. Luego vino la polémica por el uso del término mexicanización en referencia a la deriva del narco en Argentina. Eso molestó y tuvo respuesta oficial del Ejecutivo. Es evidente que al Papa no le gusta que le usen políticamente, por eso ha elegido lugares difíciles como Chiapas, Michoacán o Ciudad Juárez. Con este viaje, va estar en la palestra internacional.

Más información