Selecciona Edición
Iniciar sesión

Una multitud recibe al Papa en su primera visita a México

El Pontífice comienza una gira de cinco días por varios rincones del país

El papa Francisco conversa con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y la primera dama, Angélica Rivera. José Méndez EFE | VÍDEO: REUTERS-QUALITY

El Papa Francisco ha aterrizado la noche de este viernes en el aeropuerto de la Ciudad de México para comenzar su primera visita al país. En el hangar presidencial, el Pontífice ha sido recibido por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y su esposa Angélica Rivera. Francisco inicia su primer viaje como jefe de Estado a México, que será una gira de cinco días en la que visitará cinco Estados.

En el hangar presidencial ya lo esperaban unas 5.000 personas que fueron invitadas por la presidencia de México para presenciar la llegada del Pontífice. Francisco descendió del avión y recorrió una alfombra roja rodeada por un mariachi y un grupo de ballet folclórico. El Papa abrazó a un grupo de niños que acudieron a cantarle y no pudo evitar ponerse el sombrero mexicano de uno de los mariachis que tocaba. 

Al exterior del aeropuerto y en las calles alrededor varios feligreses se acercaron a mirar al papa Francisco en su camino hacia la Nunciatura Apostólica, la casa del embajador del Vaticano en México. El Papa abordó uno de los papamóviles que lo llevó en un recorrido de 19 kilómetros hasta la residencia ubicada en el sur de la ciudad. Durante los cinco días de su visita, Francisco regresará a dormir a la Nunciatura.

Antes de llegar a la capital de México, Francisco ha hecho una breve escala en La Habana para encontrarse con el patriarca ruso Cirilo, cabeza de la Iglesia ortodoxa rusa. El histórico encuentro ha servido como un gesto de reconciliación entre ambas iglesias, separadas desde el año 1054. Francisco espera llenar su recorrido por México también con más momentos para la Historia.

El sábado Francisco acudirá a Palacio Nacional donde el Presidente Peña Nieto celebrará una ceremonia en su honor, después se reunirá con el cuerpo diplomático y representantes de la sociedad civil. Luego cruzará el Zócalo para llegar a la Catedral donde charlará con miembros del clero mexicano. Uno de los momentos más esperados será por la tarde: Francisco celebrará una misa en la Basílica de Guadalupe.

El domingo el Pontífice viajará en helicóptero al municipio de Ecatepec —el más poblado del país— donde también celebrará una misa. Más tarde visitará el Hospital Pedriático Federico Gómez en la Ciudad de México. El lunes viajará al sureño Estado de Chiapas donde visitará Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de las Casas, el corazón indígena del país. El lunes se reunirá en Morelia con la comunidad católica y celebrará una misa en el estadio Venustiano Carranza.

Para cerrar el viaje, el Papa viajará a Ciudad Juárez (Chihuahua) en el norte del país, donde visitará una cárcel. Allí también celebrará una misa masiva muy cerca de la frontera con Estados Unidos. Es probable que el Pontífice se acerque a la valla que separa ambos países como un gesto hacia los migrantes. Desde esa región, Francisco emprenderá el regreso a Roma.