Cinco países detectan un aumento de casos de Guillain-Barré asociado al zika

El virus, que transmite el mosquito Aedes aegypti, afecta ya a 34 países

Cinco países americanos han registrado un aumento de casos de Guillain-Barré que pueden estar asociados al virus del Zika. Brasil, Colombia, El Salvador, Surinám y Venezuela han informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) del incremento de afectados por este trastorno inmunitario grave, que causa debilidad, pérdida de reflejos, entumecimiento, dolor y visión borrosa. La posible vinculación de este síndrome y de casos de microcefalia con el virus del Zika llevó a la OMS a declarar la alerta sanitaria global el pasado 1 de febrero. La relación todavía debe confirmarse.

En Brasil, el país más afectado por el zika, los casos de Guillain-Barré han aumentado un 19% en 2015, según los informes de las autoridades sanitarias a la OMS. En julio, el estado de Bahía —uno de los que más incidencia registran— se detectaron 42 casos del síndrome neurológico; 26 de ellos en pacientes con un historial clínico que mostraba también síntomas de la infección por zika. En noviembre del año pasado, las pruebas confirmaron la presencia del virus en siete enfermos de Guillain-Barré.

En Surinám y Venezuela, los análisis en laboratorio también han confirmado la infección de zika en varios de los pacientes del trastorno inmunitario. En Colombia y El Salvador —donde se han registrado 46 casos, incluyendo dos muertos por el síndrome— las pruebas aún no han confirmado la vinculación. Además de zika, el dengue y el chikunguña —que transmiten el mismo mosquito que el zika, el Aedes aegypti—también circulan por esos territorios   

El brote del virus, para el que aún no existe tratamiento ni vacuna, afecta ya a 34 países, según muestra el informe semanal de la OMS, en el que da cuentas de su expansión. Por el momento, según los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud, la práctica totalidad de los casos de microcefalia asociada al virus del Zika se han detectado en Brasil. En ese país, las autoridades han confirmado al menos 387 casos de microcefalia compatibles con infecciones congénitas, sin descartar zika, y 17 en los que se ha detectado el virus. En Colombia, el segundo país más afectado por el virus, no se ha confirmado la presencia del virus en ningún caso de microcefalia.

La causalidad de esta anomalía fetal y el virus no se ha confirmado pero las evidencias de que el zika puede afectar al desarrollo del cerebro del feto aumentan. Lo que ha situado a las embarazadas y a las mujeres que están planeando un embarazo como grupo de riesgo. Las autoridades sanitarias internacionales han aconsejado el uso de anticonceptivos y algunos países —como Ecuador o El Salvador—han recomendado posponer los embarazos hasta dos años.

Más información