Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dos oficiales venezolanos, detenidos por narcotráfico

El ministro de Defensa niega que se trate de una situación crónica, pese a la cantidad de casos registrados en la última década

Un oficial superior del Ejército venezolano fue capturado el viernes pasado en un sector rural del estado de Mérida (en los Andes, al suroeste del país) con más de 500 kilos de cocaína. En la madrugada del sábado, un teniente cayó en manos de las autoridades mientras transportaba 500 empaques de marihuana y 10 de cocaína en el estado de Zulia, sobre el mar Caribe. 

En el primer caso, los soldados de servicio en un retén de la Guardia Nacional Bolivariana, en el municipio Febres Cordero, detectaron el cuantioso alijo en el chasis de un camión del Ejército. A bordo iban seis civiles vestidos con uniforme militar y el mayor Juan José Sorja Ojeda, oficial de la Brigada 93 Caribe Especial de Seguridad, acantonada en el Estado de Barinas, provincia natal de Hugo Chávez. En Barinas gobierna Adán Chávez, hermano mayor del comandante fallecido.

En el segundo incidente, la Guardia Nacional detuvo una camioneta que, distinguida con insignias del Ejército, circulaba por el Puente Rafael Urdaneta. Al volante iba el teniente Yorjan José Ojeda Páez. El decomiso alcanzó los 250 kilos. La Fiscalía ha llevado ante los tribunales a todos los detenidos.

Cartel de los Soles

La racha de casos de militares conectados con el tráfico de drogas refleja la penetración que el crimen organizado parece tener en las Fuerzas Armadas venezolanas. Hace ya una década se acuñó el rótulo “Cartel de los Soles” para designar en los medios a los mandos militares que colaboraban de manera regular con el transporte de cocaína colombiana, a través del territorio nacional hacia mercados globales. La cada vez más frecuente aparición de oficiales medios y suboficiales en los partes judiciales muestra que el negocio permea hacia la base de la organización castrense.

El narcotráfico en las Fuerzas Armadas ya no se puede ocultar y constituye una de las más graves amenazas al Estado

Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano

El ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino López, confirmó el pasado sábado ambos hechos a la prensa. No obstante, negó que se tratara de una situación crónica e instó a sus pares de las Fuerzas Armadas a mantenerse alerta para combatir esas “acciones ilícitas” que “atentan contra el honor militar y la imagen de la institución”.

La abogada Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano (dedicada al control de las Fuerzas Armadas), escribió en Twitter: “El narcotráfico en las Fuerzas Armadas ya no se puede ocultar y constituye una de las más graves amenazas al estado venezolano”.