Dimite el ministro de Economía de Venezuela tras un mes en el cargo

Maduro anuncia que este martes dará a conocer un conjunto de nuevas medidas en el marco del Decreto de Emergencia Económica

Apenas poco más de un mes en el cargo duró Luis Salas, ministro de Economía de Venezuela, de cuya salida del gabinete ejecutivo "por razones personales" informó este lunes por la noche el presidente Nicolás Maduro. "Le agradezco al compañero Salas, que sé que hizo un gran esfuerzo por remontar situaciones de carácter familiar", dijo el mandatario.

Maduro hizo el anuncio durante un receso de una reunión celebrada en el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, con líderes de base del chavismo para, explicó, "hacer un balance del primer mes de la nueva Agenda Económica". El presidente venezolano adelantó que este martes dará a conocer un conjunto de nuevas medidas que se dispone a adoptar en el marco del decreto de Emergencia Económica cuya vigencia ratificó el pasado jueves el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Precisamente cinco semanas atrás, el 6 de enero y desde el mismo palacio presidencial, Maduro presentó al sociólogo Luis Salas Rodríguez, de 39 años de edad, como su nuevo ministro de Economía Productiva y Vicepresidente del Área Económica. El propio presidente celebró entonces su escogencia, a la que quiso conceder el doble valor de gesto de rectificación hacia una economía no rentista y de resistencia ante la tentación de adoptar ajustes macroeconómicos ortodoxos para paliar la crisis. "Venezuela va a tomar el camino de la estabilidad económica y de la consolidación del nuevo modelo social avanzando en el desarrollo de lo productivo", auguró esa noche de cambios ministeriales.

Sin embargo, pasó un mes en el que las imprescindibles iniciativas en materia económica no se tomaron, atascadas en el conflicto de poderes con la nueva Asamblea Nacional de mayoría opositora y la renuencia a hacer ajustes impopulares que diezmen todavía más el capital político con que todavía cuenta el debilitado Gobierno de Maduro.

No ha trascendido si la salida de Salas del gabinete se produce por su renuncia o destitución. En cualquier caso, lo sustituye en la vicepresidencia de Economía el actual ministro de Industria y Comercio, Miguel Pérez Abad, hombre de negocios cercano al chavismo y presidente por más de una década del gremio de la pequeña y mediana empresa. Su designación se interpreta como un giro pragmático de acercamiento a los sectores productivos en un momento en que el desempeño de la economía venezolana, y con él, los niveles de calidad de vida de la población, se acercan día a día a un colapso.

Salas, profesor de la oficialista Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) en Caracas, era considerado, en cambio, como un ideólogo de la nueva izquierda. Diversas versiones de prensa lo describieron como una especie de emisario en el Gobierno de Maduro del asesor español Alfredo Serrano Mancilla, director ejecutivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), con sede en Quito, Ecuador, donde Salas también colabora. En sus escasas comparecencias ante los medios, el ministro saliente mostró una tendencia inquietante a las declaraciones controvertidas y hasta extravagantes, que incluyeron una solicitud ante el gabinete ejecutivo para cesar el pago de la deuda externa venezolana.

El presidente Maduro aseguró que Salas pasará a cumplir "otras actividades de equipos económicos directamente relacionados conmigo".

Piden 16 años de prisión para ex alcalde opositor de Caracas

Después de diez posposiciones, este martes en la tarde tuvo lugar por fin la primera audiencia del juicio contra el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, dirigente del partido opositor Alianza Bravo Pueblo (socialdemócrata), puesto bajo arresto desde febrero de 2015 acusado de participar en una conspiración para derrocar a Nicolás Maduro.

Los familiares allegados de Ledezma esperaban que en tras la vista de presentación ante el tribunal, el política de 60 años de edad recobrara su libertad por falta de pruebas. No obstante, los representantes de la Fiscalía –que el Gobierno controla- pidieron al juez sexto de Control de Caracas, Manuel Graterol, que se condene a Ledezma a 16 años de cárcel por los delitos de conspiración para la rebelión y asociación para delinquir.

El juez encontró elementos suficientes para proseguir el juicio y mantener a Ledezma en cautiverio. Tras pasar dos meses en una celda de la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, desde el 30 de abril pasado el ex alcalde permanece detenido en su vivienda del sector San Román de la capital venezolana, gracias a una caución otorgada entonces para que se sometiera a una cirugía.

La decisión judicial se produce la víspera de que otro dirigente opositor encarcelado, Manuel Rosales, ex gobernador del estado de Zulia y ex alcalde de la ciudad de Maracaibo, sea presentado –tras tres suspensiones- en su primera vista ante el tribunal de Caracas que lo procesa por cargos de enriquecimiento ilícito.

También este martes la Asamblea Nacional discutirá en primera ronda la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, con la que la mayoría parlamentaria de oposición se pretende beneficiar a prisioneros que califica como “políticos”, como Ledezma y Rosales.

Más información