Leopoldo López: “A la dictadura de Maduro le quedan horas”

En una carta escrita desde la cárcel, el dirigente opositor repasa su tiempo en prisión y reivindica las razones por las cuales pide el fin del régimen chavista

El líder opositor venezolano Leopoldo López ha cumplido dos años en prisión. Desde su celda en la prisión militar de Ramo Verde, a pocos kilómetros de Caracas en un suburbio montañoso, el político ha enviado una carta donde vaticina que a “la dictadura de Nicolás Maduro le quedan horas”.

López repasa en la misiva su temporada en la cárcel y reafirma las razones que entonces le llevaron a formar, junto a la entonces diputada María Corina Machado y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, una entente denominada “La Salida”, un ala radical de la oposición que demandaba el inmediato cese del régimen chavista. “Quienes emprendimos esta tarea, estábamos convencidos de que había que reaccionar, que había que despertar conciencias y sabíamos que debíamos iniciar una lucha que podía llevarnos un mes, dos meses, un año o dos, pero que, si no iniciábamos, ese cambio jamás llegaría”.

En la carta el dirigente insta a la dirigencia de la Mesa de la Unidad, la coalición de partidos opositores al gobierno, que defina el mecanismo para concretar el cambio de gobierno. “Acordemos desde ya si es el revocatorio, la enmienda, la renuncia o la constituyente. No obstante, sea cual fuere el mecanismo que definamos de consenso para lograr la salida a este desastre, hoy nuestro debate más importante debe estar centrado en la construcción de un gran acuerdo nacional que permita la entrada a la Venezuela de los próximos 100 años”.

La fecha también ha sido propicia para la visita de los expresidentes Oscar Arias (Costa Rica) y Lech Walesa (Polonia), ambos galardonados con el Nobel de la Paz, quienes se han solidarizado con la prisión de López. Durante la sesión en la Asamblea Nacional, los ex mandatarios y Premios Nobel de la Paz, Oscar Arias, Lech Walesa de Costa Rica y Polonia, respectivamente, junto a la hija de Desmond Tutu, Naomi Tutu, ratificaron su apoyo a la lucha por el respeto de los derechos humanos, la paz y las libertades democráticas en Venezuela, así como también la necesidad de liberar a los presos políticos y el cese de la persecución en Venezuela.

Arias pidió la liberación de los presos políticos -una categoría que el gobierno no reconoce- e indicó que un mejor futuro para Venezuela está “en la reconciliación y tolerancia”. Y agregó: “La libertad de Leopoldo López depende de que Venezuela vuelva a ser reconocida como democracia”. A su turno Walesa deseó que el gobierno y la oposición venezolanas se entendieran.

Más información