Selecciona Edición
Iniciar sesión

México en alerta por el incremento de los casos de influenza

En una semana los casos de influenza aumentaron un 48%. Hasta el momento han fallecido 53 personas

En la última semana los casos de influenza en México han aumentado. Desde la temporada invernal que arrancó a mediados de octubre del año pasado a la fecha se han registrado 1.290 casos y 53 defunciones. La cifra es casi el doble de los 771 que ocurrieron durante el 2015. Las autoridades en materia de salud han solicitado a los servicios médicos de todo el país reforzar la vigilancia en sus centros hospitalarios.

En el reporte de la temporada invernal elaborado por la Dirección de Epidemiología se habían contabilizado 870 casos y 34 defunciones por influenza hasta el 4 de febrero. A estas cifras se sumaron otros 420 casos y 19 fallecimientos en tan solo una semana (hasta el 11 de febrero), un aumento del 48% respecto al reporte anterior.

La Secretaría de Salud informó que ha distribuido 35.000 tratamientos antivirales a los hospitales que dependen del Gobierno federal y también a los servicios de salud de los Estados. Además se han aplicado 31 millones de dosis de vacuna contra la influenza de manera gratuita. Sin embargo estas medidas parecen ser insuficientes. La dependencia federal reconoció que a nivel nacional hay desabasto del antiviral oseltamivir para atender los casos AH1N1.

Los Estados más afectados han sido el Distrito Federal, Jalisco, Estado de México, Nuevo León y Sinaloa. En este último ha ocurrido el mayor número de defunciones con 19 casos. En Sonora ha habido siete fallecimientos y en el Estado de México y Jalisco, seis en cada entidad. El grupo más afectado por la influenza es el de personas de más de 65 años de edad, seguido del de 1 a 4 años.

Cuitláhuac Ruiz Matus, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, dijo en entrevista con El Universal que en el aviso sobre la influenza enviado a las unidades sanitarias de todo el país se les pide aplicar los lineamientos contra la influenza elaborados durante la epidemia de 2009. Aunque reconoció el incremento de casos de influenza que ha ocurrido durante la última semana, aseguró que “no está fuera de control ni arriba de lo esperado”. De acuerdo a sus cifras hay 42.2% menos casos respecto al mismo periodo del año anterior.

El pasado primero de febrero, los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos emitieron una alerta sobre la detección de casos graves de infección por influenza en ese país. Tras el aviso enviado por el instituto líder a nivel mundial en la identificación del virus, México decidió reforzar sus medidas. La principal forma de transmisión de la influenza es por contacto interpersonal, por lo que se recomienda el lavado de manos como una de las medidas principales para disminuir el riesgo.

La influenza AH1N1 causó una pandemia en 2009. En marzo y abril de ese año las autoridades mexicanas decretaron una emergencia sanitaria que se prolongó durante casi un año y dejó más de 200 muertos. Desde entonces este tipo de gripe se convirtió en estacional según las autoridades de salud. “Esto significa que ya se trata de los virus de circulación habitual sin representar un riesgo adicional a la población”, se explicó a través de un comunicado oficial.