Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Asia y Oriente Próximo lideran las importaciones mundiales de armas

India, Arabia Saudí, China y los Emiratos son los países que más armamento adquieren

El volumen de las transferencias de armamento —incluyendo venta y donaciones— ha experimentado un aumento de un 14% entre 2011 y 2015 con respecto a los cinco años anteriores. Mientras que Estados Unidos y Rusia continúan liderando las exportaciones, entre los principales importadores figuran India, Arabia Saudí, China y Emiratos Árabes Unidos, según un estudio del Instituto de Investigación para la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI) hecho público este lunes, que concluye que Asia y Oriente Próximo son las regiones donde la importación de armas ha sido mayor en el último lustro.

India, que ocupa el primer puesto de la clasificación, aglutina el 14% de las importaciones mundiales de armas, según el SIPRI. Si se tiene en cuenta el periodo comprendido entre 2006 y 2015, Nueva Delhi ha aumentado su inversión en armas un 90%, tres veces más que sus mayores rivales en la zona, China y Pakistán. “La principal razón es que hasta el momento India ha fracasado en la producción propia de armas”, explican los expertos del instituto de Estocolmo.

China, de hecho, no ha renunciado a la carrera armamentística. No solo es el tercer país que más armas compra, sino que ha incrementado su producción nacional, lo que le ha permitido ser menos dependiente de las importaciones. “Pekín continúa expandiendo su capacidad militar tanto con importaciones como con producción doméstica de armas”, explica Siemon Wezeman, investigador del SIPRI y uno de los autores del informe.

Además de India, China y Pakistán (el séptimo mayor importador de armas), otros dos países de la región figuran en el top ten de los Estados que más invierten en la compra de armamento: Vietnam (octavo) y Corea del Sur (décimo). El Gobierno vietnamita ha ampliado su inversión en armas en un 699% entre 2011 y 2015, según los datos recopilados por el SIPRI, lo que le ha supuesto un salto del puesto 43, entre 2006 y 2011, a entrar directamente en el grupo de los 10 mayores importadores. Entre sus principales adquisiciones se encuentran cuatro submarinos armados con misiles, una compra orientada a reforzar su capacidad en el mar del Sur de China, donde tiene disputas territoriales con Pekín.

La segunda región que ha registrado el mayor incremento en la adquisición de armas es Oriente Próximo, en especial por las inversiones de Arabia Saudí (el segundo mayor importador) y Emiratos Árabes Unidos (el cuarto), pero también por Egipto y Qatar. En concreto, las importaciones han crecido en la región un 61% en los últimos cinco años.

Según sostienen los investigadores del SIPRI, este aumento de las armas en la región ha permitido precisamente a Arabia Saudí liderar una coalición en Yemen para apoyar el bando de Abdrabbo Mansur Hadi, el presidente yemení reconocido por la comunidad internacional, frente al avance de los rebeldes Huthi, chiíes respaldados por Irán. Según el instituto sueco, las importaciones saudíes de armamento aumentaron un 275% entre 2011 y 2015 con respecto al periodo anterior.

En el caso egipcio, donde la compra de armas ha aumentado un 37%, el mayor incremento se ha producido en 2015 debido a que Estados Unidos levantó parcialmente la suspensión de venta de armas a El Cairo impuesta tras la revolución egipcia de 2011. En concreto, Washington vendió a Egipto 12 aviones de combate, y Francia, dos barcos de guerra.

“En la medida en que los conflictos y las tensiones regionales siguen aumentado, EE UU sigue siendo el principal proveedor de armas a nivel mundial”, considera Aude Fleurant, directora del programa de Armas y Gasto Militar del SIPRI. Según la experta, Washington ha vendido o donado armas a 96 Estados en los últimos cinco años y su industria armamentística debe cumplir con grandes pedidos pendientes, entre ellos “600 aviones de combate F-35”.

Más información