Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Keiko Fujimori lidera las encuestas en Perú, pero pierde intención de voto

La hija del expresidente tiene un 30% de apoyos de cara a las elecciones presidenciales del 10 de abril

La candidata Keiko Fujimori juega un partido de voleibol a las afueras de Lima. REUTERS

En febrero de 2011, la hija del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, tenía un 22% de intención de voto, y Ollanta Humala un 12%. Entonces lideraba los sondeos el expresidente Alejandro Toledo, pero los dos primeros pasaron a la segunda vuelta de las elecciones generales. Según la encuesta de Ipsos Perú divulgada este domingo, un 30% de los consultados votaría por la candidata de Fuerza Popular, tres puntos menos que el mes pasado. Solo un 54% de peruanos tiene decidido su voto: el escenario es muy cambiante de cara a los comicios del 10 de abril, tal como en las elecciones de hace cinco años.

El aspirante que ocupa la segunda posición, el economista Julio Guzmán, ha escalado a un 18% de intención de voto, aunque en enero —según la misma encuestadora— contaba solo con un 5%. El tecnócrata se sumó a la organización política Todos por el Perú (TPP) en octubre, pero el Jurado Nacional de Elecciones evalúa su candidatura, debido a que la formación infringió la ley electoral al inscribir, extemporáneamente, cambios en el estatuto y por haber realizado una asamblea interna con quórum incompleto.

Los expertos y los políticos están divididos acerca de la posible anulación de la candidatura: el periodista de investigación Gustavo Gorriti la califica como un fraude electoral anticipado, mientras que el experto en derecho electoral Dhietell Columbus dijo a El Comercio que la fórmula presidencial debió declararse improcedente porque el tribunal electoral del partido no está inscrito en el Registro de Organizaciones Políticas del JNE (Jurado Nacional de Elecciones).

El viernes el Jurado Electoral Especial Centro declaró “inadmisible” la candidatura del Morado, como se le conoce a Guzmán por el color del logotipo; pero al no declararla “improcedente” dejó la posibilidad de seguir el trámite con documentos adicionales, explicó Guzmán. La primera dama, Nadine Heredia, tuiteó: “Déjense de leguleyadas, el JNE solo demuestra con su decisión quiénes son sus predilectos”.

La encuesta de Ipsos coloca en tercer lugar al exbanquero Pedro Pablo Kuczynski (9%) y en cuarto a César Acuña (6%), quienes ocuparon el segundo lugar en los sondeos de diciembre y enero, respectivamente. Acuña acusa el golpe de las revelaciones de plagio en sus tesis de posgrado, y en un libro completo de política educativa.

“Si la historias de las elecciones de 2001, 2006 y 2011 se repite, podríamos ver un nuevo rostro en segunda vuelta”, comenta José Carlos Requena, socio de 50+1, una consultora especializada en procesos electorales. “El voto por Guzmán empieza a representar más claramente el antifujimorismo, que buscaba algún canal de expresión desde el inicio de la contienda. Hace falta ver si esta tendencia se consolida o se revierte, a causa de su inexperiencia, improvisación y falta de voceros políticos”, añade.

La candidata de izquierda Verónika Mendoza subió al 4%, al igual que Alfredo Barnechea, del partido Acción Popular. Según el sondeo, un 5% votaría blanco o viciado, y un 7% no precisa su voto. De acuerdo a Hernán Chaparro, director de la encuestadora GfK, “la estadística del comportamiento final de voto es que un 12% lo vicia o vota en blanco”.

Más información