Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los argentinos que sueñan con recuperar las calles para beber mate

Jóvenes de Buenos Aires convocan por Facebook a los vecinos a volver a salir a las aceras para conversar

Hace algunas décadas era habitual que en Buenos Aires y en otras ciudades de Argentina los vecinos sacaran a la tarde las sillas de su vivienda a la acera para tomar mate, la infusión más popular del país, y conversaran entre ellos y con otros. Aquella costumbre se ha ido perdiendo por la creciente inseguridad, pero también por otros motivos, como la construcción de edificios, la tendencia de las nuevas generaciones a encerrarse a ver televisión, jugar con las consolas o mirar las redes sociales o el retroceso del fomento del espacio público. Pero dos jóvenes porteños de 25 y 27 años, Agostina González y Damián Segovia, se propusieron rescatar esa tradición, armaron un evento en Facebook y convocaron para que a partir del viernes pasado los argentinos volvieran a juntarse en las ‘veredas’, como les llaman en varios países sudamericanos a las aceras.

“La propuesta es simple: si salimos a la calle, como en los viejos tiempos, todos, a tomar mate, una birra (cerveza), o que los chicos salgan a andar en bicicleta, etc., podemos recuperar las calles”, dice el evento que crearon en la red social, Volvamos a la calle!, al que prometieron asistir más de 38.000 personas en toda Argentina. Más de 45.000 también se mostraron interesados, sobre un total de 459.000 invitados. “¡Dejemos de quedarnos puertas adentro mirando la tele y creyendo todo lo que ahí nos dicen y salgamos de nuevo! ¡Abramos la puerta de casa y sentémonos en la vereda, que no nos cuesta nada! No sé, se nos ocurre que si realmente empezamos a cambiar nosotros puede que empiecen a cambiar las cosas :). ¡Hagan extensiva la invitación a sus amigos! Sumo una idea propuesta: ¡pueden organizar con sus vecinos y reunirse en algún punto en común: una plaza, una esquina típica, donde sea, pero la idea es que salgamos, que nos reencontremos con los vecinos y la vereda! :)”, escribieron Agostina y Damián.

La idea repercutió en periódicos como ‘La Nación’ y ‘La Razón’, de Buenos Aires; ‘Uno’ y ‘El Litoral’, de Santa Fe, o ‘Primera Edición’, de Posadas, capital de la provincia norteña de Misiones. En el evento de Facebook muchos vecinos dejaron sus comentarios y fotos sobre cómo les fue el viernes o los días posteriores en su ‘mateada’ en la acera. El ritual del mate consiste en que el recipiente con su bombilla va pasando de boca en boca entre los que se encuentran, mientras uno de ellos le va añadiendo agua a la yerba.

Ana Urso, de 32 años, es actriz y productora teatral, empleada administrativa y docente de la escuela secundaria, y también quiso participar de la vuelta a la calle. Acaba de venir de vacaciones en Brasil y se admiró de cómo allí “hay un mayor uso del espacio público y el Estado mismo dice con carteles que la calles es donde la gente se encuentra”. Justo el viernes sufrió uno de los tantos cortes de electricidad que azotan en el verano de Buenos Aires y se dedicó a llamar a la empresa distribuidora para quejarse, pero dos días antes había comprado una pizza y una Coca-Cola con un amigo para ir a cenar a una plaza. “En mi barrio, Almagro, siempre hay algunos que salen a la vereda, pero este viernes había más. Yo creo que desde la (última) dictadura (militar, 1976-1983) el espacio público no está siendo usado por la gente. Está la idea de que los que se encuentran en la calle son pibes perdidos, delincuentes. Entonces vi el evento como un buen momento para encontrarse con gente diversa, con el nostálgico que se acuerda que de chico jugaba en la vereda, con el que dice en Facebook que los ‘chorros’ (ladrones) no deben adueñarse de calle, con el que quiere empezar a militar porque no le gusta el nuevo Gobierno (de Mauricio Macri) o tampoco le gustaba el anterior (de Cristina Fernández de Kirchner), el que no quiere que la Policía reprima al que está en la calle”, comenta Ana, mientras algunos militantes kirchneristas y progresistas comienzan a juntarse en plazas los fines de semana para comentar críticas y organizarse ante medidas de ajuste del nuevo jefe de Estado. Pero la convocatoria Volvamos a la calle! va más allá de un color político y ha recibido apoyos desde vecinos de todas las ideologías.

Más información