Selecciona Edición
Iniciar sesión

Detenido en Portugal un exfiscal anticorrupción por aceptar sobornos

El arrestado supuestamente archivó casos contra autoridades de Angola a cambio de un millón de euros

El luchador contra la corrupción se ha convertido en supuesto corrupto, al menos para la policía judicial portuguesa. El exfiscal del Estado Orlando Figueira ha sido detenido por la policía judicial en el curso de una macrooperación contra el blanqueo de dinero. Según la investigación, está acusado de recibir sobornos por archivar denuncias, principalmente contra autoridades y personalidades de Angola.

Figueira, según fuentes de las pesquisas, habría recibido un millón de euros a cambio de archivar denuncias “por falta de pruebas” presentadas contra personalidades angoleñas como António Sobrinho, exadministrador del Banco Espírito Santo en Angola; Manuel Vicente, vicepresidente de Angola y considerado el sucesor de Eduardo dos Santos, y el general Bento Kangamba.

La detención del exfiscal, reputado como un especialista en la lucha contra el blanqueo de dinero y el fraude fiscal, forma parte de la amplia operación Fizz, que se extiende al registro de bancos, empresas y despachos de abogados; en ella participan 11 fiscales, ocho jueces y más de medio centenar de miembros de la policía judicial, según el comunicado de la Fiscalía General del Estado.

En 2012, Figueira pasó directamente de la Fiscalía que llevaba los casos de blanqueo a trabajar en el banco BCP. En la entidad ocupó un puesto en el departamento de prevención de blanqueo de dinero. También trabaja en el despacho de abogados BAS y es consultor del consejero delegado de ActivoBank. Las sedes de estas empresas han sido registradas.

La página del bufete BAS destaca las virtudes profesionales de Figueira en el campo de la lucha contra el fraude fiscal, el blanqueo de dinero y las sociedades offshore. También le destaca como experto "en delitos cometidos por funcionarios en el ejercicio de sus funciones, como corrupción, especulación, prevaricación o tráfico de influencias”.

Figueira solía participar en foros internacionales dedicados a combatir y perseguir la corrupción, el blanqueo de dinero, la evasión fiscal y la financiación del terrorismo.