Selecciona Edición
Iniciar sesión

Al menos 30 países devolvieron a refugiados de forma ilegal en 2015, según Amnistía Internacional

La ONG analiza en su informe anual la situación de los derechos humanos en 160 Estados

Al menos 30 países obligaron en 2015 a refugiados a volver a lugares donde corrían peligro de forma ilegal, según el informe anual de Amnistía Internacional, que analiza la situación de los derechos humanos en 160 países y ha sido presentado este martes en Madrid. La ONG ha documentado que al menos cinco de esos Estados que forzaron a migrantes a regresar a zonas donde no estaba garantizada su protección pertenecen a la UE: España, Holanda, Hungría, Grecia y Bulgaria. Pero también se ha referido a Rusia, Arabia Saudí, Australia, Turquía, Serbia o Macedonia.

Amnistía Internacional pone de manifiesto casos en los que los migrantes fueron expulsados sin que se tuviera en cuenta si tenían o no derecho a protección internacional. “Hemos documentado expulsiones colectivas desde Grecia, tanto por tierra como por mar, a Turquía, donde el sistema de protección es muy insatisfactorio. Y desde allí también hubo casos a Siria o Irak”, explicó este martes por teléfono María Serrano, coordinadora de la campaña europea de migración de la ONG. “También desde Bulgaria a Turquía, o desde España a Marruecos. A lo largo de la ruta de los Balcanes hemos documentado devoluciones en cadena: desde Hungría a Macedonia y a Serbia, y desde estos países a Turquía”, añadió. “Esto produce una situación de limbo. En Serbia y Macedonia las ayudas para los solicitantes de asilo son deficientes, carecen de los sistemas de protección adecuados”, detalló Serrano que, además de los ejemplos europeos, citó como “especialmente sangrantes” los casos de Australia y Rusia.

Más compromiso

En medio de la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, con más de 60 millones de personas desplazadas de sus hogares, la organización reclamó compromiso por parte de la comunidad internacional. “Pedimos un cambio radical. Debe haber una respuesta global. Hay que empezar por acoger en los 48 países más ricos del mundo a los 1.015.000 refugiados en situación vulnerable. Son mujeres, menores de edad, heridos, ancianos... que necesitan especial protección”, clamó el martes en Madrid Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.

La ONG alerta de que las estructuras para salvaguardar los derechos humanos están en peligro por la falta de voluntad de los Gobiernos para protegerlas. Y, aunque reconoce avances en muchas zonas, calcula que en 122 países se registraron torturas o malos tratos, que en al menos 19 se perpetraron crímenes de guerra u otras violaciones de las leyes bélicas, y que en al menos 113 países se restringió arbitrariamente la libertad de expresión y de prensa.

Más información