EE UU estudia 14 nuevos casos de posible transmisión sexual del Zika

Hasta ahora solo se había confirmado un caso en EE UU desde que estalló el brote en la región

El Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos anunció este martes que está investigando 14 casos nuevos de posible transmisión del virus del Zika por vía sexual. Hasta la fecha  solo se conocía un caso, en Dallas, Texas, de transmisión sexual del virus que se sospecha es el causante del alarmante incremento de casos de microcefalia y de síndrome Guillain-Barré en varios países de América Latina. De confirmarse los nuevos casos, esto podría indicar que la transmisión sexual del virus es más frecuente que lo que se creía hasta la fecha.

Según el CDC, entre los casos sospechosos de transmisión sexual hay varias mujeres embarazadas. No se ha revelado en qué zonas de Estados Unidos se han reportado los casos sospechosos.

Solo en dos de los 14 nuevos posibles casos de presunta transmisión sexual se ha confirmado ya la presencia del virus del Zika en mujeres cuyo único factor de riesgo de infección era el contacto sexual con un compañero enfermo que había viajado recientemente a una región donde se está propagando el virus. Pero todavía no se conocen los resultados de los análisis realizados a los hombres que presumiblemente habrían transmitido el virus, subrayó el CDC.

En otros cuatro casos sospechosos, las pruebas preliminares de laboratorio sugieren la presencia del virus en las mujeres, pero faltan aún los test que confirmen estos resultados iniciales. Los otros ocho casos registrados están aún en plena investigación agregó el CDC.

Hasta ahora, la literatura científica solo tenía documentados tres casos, dos de ellos antiguos y el otro el registrado en Texas a comienzos de mes. El primero es el de un estadounidense que en 2008 resultó infectado del virus del Zika en Senegal y que al regresar a Estados Unidos empezó a sentir los síntomas. También los registró su mujer, que no había viajado con él y con quien había mantenido relaciones sexuales nada más volver de Senegal, por lo que los científicos consideraron que era posible que fuera un caso de transmisión sexual, aunque no se llegó a investigar la presencia del virus en el semen del paciente. Sí se hallaron restos del virus en el semen de un paciente que había pasado la enfermedad dos semanas antes de que se le realizaran las pruebas, en un caso registrado en 2013 en Tahití.

Según anunció este martes el CDC, desde entonces también se ha informado de otro caso de virus del Zika detectado en el semen de un hombre. El caso data de 2014 y fue detectado por un hospital de Inglaterra en un hombre de 68 años que había mostrado síntomas de Zika una semana después de haber regresado de las islas Cook.

Aunque los nuevos casos de posible transmisión sexual están todavía por confirmarse, se trata de una tendencia preocupante puesto que “sugieren que la transmisión sexual podría ser una forma de transmisión del virus del Zika más probable de lo que se creía hasta ahora”, señala el CDC.

La vicedirectora del CDC, Anne Schuchat, reconoció en entrevista con The New York Times que el alto número de casos les ha “sorprendido”. “De confirmarse varios de ellos, será mucho más de lo que esperábamos”, admitió. Hasta el 17 de febrero, el CDC había confirmado 82 casos de virus del Zika en Estados Unidos, todos ellos importados.

Al igual que las autoridades internacionales, el CDC sigue considerando que la picadura de un mosquito infectado es la forma más frecuente de transmisión del virus.

No obstante, tras el caso de transmisión sexual de Dallas, el CDC emitió nuevas recomendaciones para mujeres embarazadas cuyos compañeros hayan viajado a zonas donde se están registrando casos de Zika. Ante los muchos interrogantes aún abiertos, como la permanencia del virus en el semen y la duda de si un hombre que no presenta síntomas puede infectar a su compañera o no, el CDC recomienda desde febrero que las parejas en riesgo o se abstengan de mantener relaciones sexuales durante el embarazo o que usen un preservativo.

Por el momento no hay evidencias que sugieran que la mujer puede transmitir este virus a sus compañeros sexuales, según el CDC.

La semana pasada, a su regreso de su visita a México, el papa Francisco abrió la puerta a que la posibilidad de que la Iglesia católica admita el uso de anticonceptivos para evitar el contagio del virus del Zika, del que se han registrado brotes en al menos 26 países de las Américas.

 

Más información