Argentina detecta el primer caso autóctono del virus zika

Una mujer se contagia por una relación sexual con su pareja, que había estado en Colombia

El primer caso autóctono del virus zika en Argentina fue anunciado este viernes en la provincia de Córdoba. Un argentino que se había contagiado en Colombia mantuvo relaciones sexuales con su pareja al regresar a su país y la infectó.

"Su diagnóstico fue confirmado, fue tratada en forma ambulatoria y evolucionó favorablemente; y se realizaron todas las medidas de prevención individuales, familiares y comunitarias correspondientes”, dijo el ministro de Salud de Córdoba, Francisco Fortuna. "Se tomaron todos los recaudos en cuanto al bloqueo y el control de la mujer y con respecto al hombre también. Ambos evolucionan bien”, añadió Fortuna.

En general, el zika se transmite por la picadura del mosquito aedes aegypti, pero también por vía sexual. Si el insecto no es portador del virus pero pica a una persona que lo tiene, se transforma automáticamente en vector de contagio. De ahí que los dos pacientes de Córdoba han sido aislados. Existe un tercer caso en Argentina de un enfermo de zika, pero también se había contagiado en el extranjero. Se trata de una colombiana que reside en Buenos Aires, pero estuvo de visita en su país.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió en enero pasado que el zika llegaría a toda Latinoamérica, más allá de que la mayoría de los casos se concentra en Colombia o Brasil. El virus provoca fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. En general no conlleva gravedad o muerte, pero está en estudio su posible efecto en los fetos de las embarazadas, en cuanto a bebes nacidos con microcefalia o daños en los ojos.

El mismo mosquito que transmite el zika también contagia el chikungunya y el dengue. Argentina vive su peor brote de dengue de los últimos siete años al detectarse 4.900 casos en las primeras cinco semanas de 2016. El dengue clásico tiene como síntomas la fiebre alta, los dolores de cabeza, detrás de los ojos y en los músculos y articulaciones, la erupción cutánea, las náuseas y la pérdida del apetito, pero el hemorrágico puede llegar a ser mortal.

Más información