Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cuatro apuñalados en una protesta del Ku Klux Klan al sur de Los Ángeles

El incidente se produjo cuando decenas de personas tataron de impedir una manifestación del grupo supremacista blanco

Al menos cuatro personas fueron apuñaladas este sábado en Anaheim, California, durante un altercado entre supuestos miembros del Ku Klux Klan y otro grupo que trataba de impedir que se manifestaran. Siete personas fueron detenidas tras la trifulca, según informó la policía local citada por Reuters. Uno de los heridos se encuentra en estado grave.

 

Un grupo identificado como el Ku Klux Klan había anunciado una protesta en la localidad (a unos 50 kilómetros al sur de Los Ángeles) a las 13:30 locales (16:30 en la costa Este). Desde al menos una hora antes había un pequeño grupo de manifestantes contrarios al KKK cuyo objetivo era impedir la protesta. Cuando llegaron los miembros del KKK al lugar fueron contestados y rodeados inmediatamente por los manifestantes.

Los datos son confusos. Según el diario Los Angeles Times, uno de ellos llevaba en su ropa una insignia que decía Gran Dragón y asegura que se pudo ver a manifestantes dándole patadas. Otro miembro del KKK, esposado, decía que había apuñalado a alguien “en defensa propia”. No está claro aún a qué grupo pertenecen los heridos, los relatos indican que a los dos. Los testigos coinciden en que los miembros del KKK utilizaron la punta de lanza del mástil de una bandera para defenderse. El sargento de policía Daron Watt, citado por Reuters, confirmó que los detenidos pertenecen a ambos grupos.

El relato de los testigos citados por la agencia indica que los miembros del grupo supremacista blanco eran tres, que se bajaron de un vehículo todoterreno y se encontraron con unos 50 manifestantes esperándoles. Cuando se intentaron subir al coche de nuevo, este aceleró y los dejó atrás. “Estos tíos estaban luchando por su vida”, dijo un testigo.

El grupo que opera en Anaheim se llama The Loyal White Knights of the Ku Klux Klan. El KKK tiene arraigo en el sur de California y llegó a ser la fuerza política predominante en los años 20. En este siglo, sus apariciones son muy raras.

Los vecinos de Pearson Park, donde se produjo el altercado, se quejaron de que no había presencia policial cuando llegaron los miembros del KKK.