El régimen y la oposición siria se acusan de violar la tregua

El cese de hostilidades se mantiene en general por segundo día consecutivo

Explosión en una ciudad siria durante el alto el fuego. ATLAS

El régimen del presidente Bachar el Asad y los líderes de rebeldes se cruzaron este domingo acusaciones de haber violado el cese de hostilidades que entró en vigor en Siria el sábado. Los aliados rusos del régimen de Damasco denunciaron nueve casos de ataques de la oposición, en tanto que el Alto Comité Negociador, que agrupa a la mayoría de los partidos y grupos insurgentes, contabilizó 24 violaciones de la tregua —incluidos bombardeos rusos— con un resultado de 29 muertos.

Ambas partes, sin embargo, admitieron que en términos generales el alto el fuego estaba siendo mantenido en las zonas acordadas, que excluyen las controladas al Estado Islámico y al Frente Al Nusra (Al Qaeda). Las agencias de noticias daban cuenta de una inusual animación en las calles de Damasco y de una relativa calma en Alepo por segundo día consecutivo.

La ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó de al menos seis ataques aéreos contra poblaciones del norte del país de la provincia de Alepo, sin precisar si se trataba de aviones rusos o sirios. El Comité que coordina a la oposición siria ha dirigido una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon en la que advierte de que si continúan las violaciones del alto el fuego por parte del Gobierno y sus aliados el mantenimiento de la tregua puede verse comprometido.