Selecciona Edición
Iniciar sesión

Solo tres líderes de nueve partidos en México hacen público su patrimonio

Los presidentes del PRI, PAN y PRD hacen públicos sus ingresos en respuesta a una iniciativa ciudadana

Los presidentes de los tres principales partidos políticos de México presentaron su declaración patrimonial. Aún faltan seis dirigentes más por hacer públicos sus bienes. Manlio Fabio Beltrones Rivera, líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –formación a la que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto es quien acumula un mayor patrimonio y tiene mayores ingresos anuales. Por cargos públicos su percepción fue de 1,6 millones de pesos (unos 88.888 dólares) y por actividades financieras recibió 1,1 millones (61.000 dólares).

El líder del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya Cortés, declaró un ingreso de 1,1 millones de pesos (64.300 dólares) por cargos públicos y por servicios profesionales. El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave Benítez, reportó ingresos por 1,5 millones de pesos (83.300 dólares). El dirigente del Partido Verde Ecologista (PVEM), del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y de Encuentro Social, entre otros, son los que faltan por transparentar sus bienes e ingresos.

La declaración de los dirigentes políticos se realizó en respuesta a una iniciativa ciudadana llamada #3de3. En marzo del año pasado diversas organizaciones de la sociedad civil, encabezadas por Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), hicieron una invitación pública a los aspirantes a un cargo de elección popular para que presentaran su declaración patrimonial, de conflicto de interés y la fiscal.

La respuesta por parte de los políticos y servidores públicos ha sido lenta. Las organizaciones que forman parte de la iniciativa destacaron que los informes presentados por los presidentes de los partidos políticos marcan un precedente. “Con la publicación de sus #3de3, los líderes de estos tres partidos políticos sientan un precedente al interior de las organizaciones que presiden y establecen una expectativa para sus funcionarios militantes y los aspirantes a candidaturas para 2016”, dijeron en un comunicado.

La declaración de los dirigentes de partido se realizó en respuesta a una iniciativa ciudadana llamada #3de3

El primero en hacer pública su declaración fue Agustín Basave. El presidente del PRD, la formación tradicional de izquierda, dijo que tiene una casa en la Ciudad de México con un valor de 7,9 millones de pesos (438.800 dólares). La vivienda la adquirió en 2007 al contado. También posee un departamento en Monterrey, Nuevo León –de donde es originario– que compró en 2004. Las propiedades de su esposa no fueron transparentadas porque ella pidió no hacerlas públicos por razones de seguridad y con el fin de proteger sus datos personales. Orla Mairead aclaró que ella y el político perredista están casados por separación de bienes. “Dado que hice todo mi patrimonio en Irlanda antes de conocerte, no puedo autorizar que se publique”, escribió en una carta dirigida a Basave y que se anexó al documento presentado en #3de3.

Anaya Cortés es el dirigente que tiene menos bienes. Sólo posee una casa en la ciudad de Querétaro, cotizada en 4,2 millones de pesos (233.000 dólares) y un coche modelo 2015 que compró de contado. Su esposa tiene una vivienda y tres locales que le fueron donados y un coche que adquirió al contado. En un comunicado donde informó que había cumplido con la iniciativa ciudadana #3de3, el líder del PAN también destacó que había reducido su sueldo como presidente nacional del partido en un 40%.

En su declaración, Beltrones Rivera dio a conocer que posee una casa en Cuernavaca, Morelos con un valor de 5,9 millones de pesos (327.700 dólares) y un departamento en la Ciudad de México que cuesta 2,5 millones de pesos (138.800). Ambos son herencias. Detalló que tiene tres autos –entre ellos un BMW y posee obras de arte, joyas y menaje por 8,5 millones de pesos (472.200 dólares), todas herencia de su madre. Su esposa cuenta con una casa y dos terrenos en Hermosillo, Sonora, Estado de donde es originario el político priista. También tiene una vivienda en la Ciudad de México y un departamento en el puerto de Acapulco. Ella declaró que posee dos autos que le fueron donados.