Más de 20.000 maestros en México reprobaron sus evaluaciones

La Secretaría de Educación revela los resultados de la primera prueba a los docentes

México ya tiene más herramientas para realizar un diagnóstico de su sistema educativo. La Secretaría de Educación Pública (SEP) reveló el lunes los resultados de la primera evaluación docente, que examinó a 150.000 profesores de educación básica y media. La prueba concluyó que 20.479 maestros, el 15,3% de los convocados, no tiene los conocimientos básicos para enseñar en las aulas. En el otro extremo se encuentran poco más de 10.000 docentes que obtuvieron las notas más altas. Esta es la élite que será premiada por las autoridades educativas mexicanas gracias a la reforma que el Gobierno de Enrique Peña Nieto impulsó en el Pacto por México firmado en diciembre de 2012.

Aurelio Nuño, el secretario de Educación, reconoció que el 51,5% de los profesores que hicieron el examen a finales de 2015 puede mejorar. “En esta categoría se encuentran quienes obtuvieron una calificación de insuficiente o suficientes (36,2%)”, señaló. El próximo 7 de marzo, la secretaría dará a conocer una estrategia de formación y desarrollo para los maestros que obtuvieron notas bajas. Este programa de tutores supondrá un esfuerzo presupuestal en tiempos donde el Gobierno ha llevado a cabo recortes draconianos por la caída de los precios del petróleo. La SEP desembolsará 1.800 millones de pesos (100 millones de dólares), una cifra 890% superior a lo que el ministerio destinó en capacitación en 2015.

El 48,5% quedó en el rango de destacado y bueno en una prueba que evaluaba los conocimientos generales, la planeación de la clase y el trabajo con los alumnos. El Gobierno ha decidido mimar a los maestros que obtuvieron las mejores notas. Poco más de 8.000 profesores consiguieron la excelencia, por lo que verán un incremento del 35% de su salario a partir del mes de mayo y tendrán créditos preferentes de vivienda y personales. Otros 1.500 maestros de educación media también recibirán un aumento del 24% en sus nóminas. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INEGI), un profesor gana en promedio 70 pesos (3.4 dólares) por cada hora trabajada.

La evaluación obligatoria había sido uno de los puntos más polémicos de la reforma educativa, impulsada por los tres grandes partidos, el PRI, PAN y PRD. Los integrantes de la CNTE, la fracción disidente del poderoso SNTE, el sindicato del magisterio, habían rechazado ser evaluados. La SEP dio a conocer que 3.360 profesores se negaron a hacer el examen, por lo que han sido cesados y no podrán dar clases. Más de 12.000 maestros de los Estados donde el CNTE tiene más fuerza, como Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Chiapas, recibirán una segunda oportunidad y podrán realizar la evaluación en el segundo semestre de 2016.

Mexicanos Primero, una organización que ha seguido de cerca la implementación de la reforma educativa, ha urgido al Gobierno a apoyar a los maestros “sin desanimar ni desdeñar” lo que los docentes han conseguido hasta el momento. El grupo ha exigido a la SEP en un comunicado mejorar el diseño de la prueba para el futuro y ha pedido que se publiquen los resultados de evaluación, “maestro por maestro” para que sean verificados y monitoreados por los padres. Este último punto parece que tensará nuevamente las relaciones con el sindicato de maestros. La SNTE ha emitido un comunicado esta mañana rechazando la publicación de datos personales. “La evaluación no debe ser utilizada con el propósito perverso de dañar la imagen del magisterio o estigmatizar la educación pública”, afirma el sindicato.

La reforma educativa fue respaldada por los grandes partidos mexicanos para elevar la calidad de le educación en México, muy rezagada respecto a otros miembros de la OCDE. En el país, por ejemplo, solo el 1% de los alumnos de 15 años alcanza el mejor desempeño en matemáticas (el promedio en países de la OCDE es del 13%). Con la capacitación de los maestros, México puede comenzar a corregir el rumbo.