Levantada la alerta de tsunami en Indonesia tras un fuerte terremoto

El seísmo, de 7,8 grados, ha tenido su epicentro a 808 kilómetros al suroeste de Padang, Sumatra

Residentes indonesios permanecen en la calle tras el terremoto registrado en Padang, Sumatra Occidenteal (Indonesia). EFE

Un potente terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter sacudió este miércoles la costa suroccidental de Indonesia. El temblor ocurrió a las 19.49 hora local (12:49 GMT) y el epicentro se situó a unos 800 kilómetros al suroeste de la ciudad de Padang. Tras el seísmo, la Agencia Nacional de Meteorología del país asiático ha emitido una alerta de tsunami que afecta a las provincias de Sumatra del Norte, Sumatra Occidental y Aceh, aunque se levantó dos horas después. El hipocentro se detectó a 24 kilómetros de profundidad. Por el momento las autoridades no han informado de víctimas.

Los residentes en Padang, ciudad costera y capital de la provincia de Sumatra Occidental, sintieron el seísmo y muchos abandonaron sus hogares. "El temblor era bastante fuerte. Salimos lo más rápido posible por el miedo de que nos cayera la casa encima", explicó uno de ellos a la agencia oficial Antara. En algunos puntos de la ciudad se produjeron escenas de pánico porque los ciudadanos se apresuraron a salir de las zonas más próximas a la costa y se registraron algunos problemas de tráfico. Una vez la Agencia de Meteorología indonesia desactivó la alerta de tsunami, la policía local de la ciudad informó a los residentes de que la situación era segura y les pidió que regresaran a sus casas.

El secretario de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, Tri Waluyo, aseguró que el temblor fue fuerte pero "relativamente corto" y que por el momento "no ha habido informes que apunten a daños significativos". Los efectos del seísmo en el oeste de Sumatra se podrán evaluar a primera hora del jueves con la luz del día. A pesar de que no se esperan grandes destrozos, las fuerzas de seguridad han pedido a los ciudadanos que no bajen la guardia en las próximas horas ante la posibilidad de que se produzcan réplicas.

El 26 de diciembre de 2004, un terremoto de magnitud 9,1 también en el suroeste de la isla de Sumatra provocó un enorme tsunami que arrasó las costas de Indonesia, aunque también afectó a una docena más de países, especialmente Sri Lanka, Tailandia e India. Murieron en total unas 230.000 personas, en lo que se considera como la peor catástrofe natural de la historia moderna en Asia. Sumatra fue, por su proximidad al epicentro, una de las zonas más afectadas, que en algunos casos han tardado una década a recuperarse de la catástrofe.

Indonesia -y más específicamente esta parte de la isla de Sumatra- está situada en una zona sísmicamente muy activa que registra miles de temblores cada año, la gran mayoría imperceptibles para sus habitantes. Sin embargo, algunos de ellos son más potentes y hasta han provocado víctimas. En 2010, un temblor de 7,5 grados y un posterior tsunami causó al menos 450 muertos, mientras que un año antes otro de 7,6 provocó la muerte de unas 6.000 personas y dejó sin hogar a 450.000 más.