Netanyahu propone deportar a Gaza a familias de palestinos autores de atentados

El fiscal general de Israel cuestiona la medida. Una ONG lo considera un castigo colectivo

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el domingo. AFP

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha propuesto expulsar a Gaza a los familiares de palestinos autores de atentados para intentar frenar la actual ola de violencia. Para ello ha solicitado este miércoles al fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, un dictamen sobre la viabilidad legal de la medida, a fin de que “verifique la posibilidad jurídica de transferir a la franja de Gaza a los miembros de las familias de los terroristas que les hayan ayudado”. El jefe de Gobierno considera en su escrito al principal asesor legal del Ejecutivo que “contribuirá a reducir las agresiones terroristas contra Israel y sus ciudadanos”.

Desde el pasado 1 de octubre 28 israelíes y tres extranjeros han muerto en acciones violentas, sobre todo mediante apuñalamientos, y 180 palestinos han perdido la vida, dos terceras partes de ellos al ser abatidos por las fuerzas de seguridad, que les consideraron atacantes.

La Fiscalía General ya ha expresado sus dudas sobre la legalidad de la medida propuesta por el primer ministro. ONG israelíes han denunciado también que se trata de “un castigo colectivo ilegal”, como ha sido el caso de la organización B´Tselem, que documenta los abusos contra los derechos humanos cometidos en territorios que permanecen ocupados por Israel tras la guerra de 1967: Jerusalén Este y Cisjordania.

Desde el inicio de la ola de violencia Israel ha vuelto a aplicar polémicas medidas de castigo contra el terrorismo como la demolición de las viviendas de las familias de los autores de los atentados o la retención durante semanas de los cadáveres de los agresores abatidos por las fuerzas de seguridad.