Una brutal paliza en la Roma ilustra la corrupción policial en la Ciudad de México

Un policía y un técnico de la Secretaría de Seguridad Pública e hijo de un ex alto cargo son señalados por patear a un joven en la calle

 Youtube Planeta Viral

Una pelea en la puerta de un bar de la colonia Roma, una de las más exclusivas por su oferta turística y cultural de la capital mexicana, ha manchado de nuevo la imagen que tiene la Policía en el país. Un grupo de 10 personas atacaron a un joven a la salida de una fiesta el pasado 21 de febrero. La historia no hubiera pasado a las portadas de los medios locales si no fuera porque dos de los que patearon la cabeza del chico hasta dejarlo inconsciente trabajan para la Policía local, uno de ellos es policía en activo y el otro es técnico en informática del organismo e hijo de un ex subsecretario de la Policía de la capital, según publica el programa Punto de Partida, de la cadena Televisa.

La víctima, Kevin Manuel, más conocido como El Choy, declaró dos días después de la paliza que estaba de fiesta celebrando un cumpleaños con sus amigos cuando un grupo se le encaró cuando ya estaba cerrando el local y se iban a casa. "Al salir del bar, un sujeto que estaba obstruyendo la salida, dijo: No sabes en qué verga te estás metiendo", explica el testimonio que hizo ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (Fiscalía). "Ya valiste verga, presta lo que traes", dijo otro, según el texto de la denuncia. A partir de ahí, el enfrentamiento acabó sobre el asfalto. El Choy recibió tres patadas en el cráneo: "Una de ellas contra una verja y luego dos contra el suelo", cuenta Billy Curtis, el paramédico que acudió al lugar a atender al joven. El auxiliar médico cuenta también que tenía una fractura de costillas y estaba inconsciente sobre el suelo. "No logré atender a nadie porque estaban espantados y decidieron irse", recuerda Curtis.

Un policía del Distrito Federal en activo es el que le propinó dos patadas en la cabeza de El Choy cuando ya ni se podía mover

Fuentes de la Fiscalía explican que los agresores están en busca y captura. "De momento sólo podemos decir que no están en sus domicilios, saben que los estamos buscando", explican desde el organismo. Los agresores han sido identificados por las autoridades como funcionarios públicos, según el programa de televisión. Rolando Olvera Silva, que en el vídeo aparece vestido con una camiseta negra, ha sido identificado como policía del Distrito Federal en activo y es el que le propinó dos patadas en la cabeza de El Choy cuando ya ni se podía mover. Después de eso, se sube al vehículo y según la información de la Fiscalía, es él quien conduce el coche blanco que se ve en el vídeo.

Otro de los agresores es Wiliam Manzo Rodríguez, según la información del programa, es técnico en informática dentro del organismo de la Policía, e hijo de Martín Manzo Estrada, un ex subsecretario de la policía capitalina que fue dado de baja por cubrir a un civil que se vestía de oficial para extorsionar a la gente. El familiar de otro funcionario público también se ha identificado como uno de los agresores. Daniel Menchaca, hijo de un agente de la Policía Bancaria e Industrial. Según explica la Fiscalía, muchos de ellos son vecinos de una unidad habitacional donde también residen otros trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública con sus familias. 

Todos ellos están acusados de lesiones y robo en pandilla. Desde la Fiscalía cuentan que este segundo delito es el más grave, por el que podrían caerles de 4 a 12 años de cárcel. Los agresores se llevaron dos móviles, cuatro cadenas de oro y dos carteras con 4.000 pesos. Los golpes en la cabeza sólo les costaría una fianza o dos años de cárcel. 

Los agresores se llevaron dos móviles, cuatro cadenas de oro y dos carteras con 4.000 pesos

El bar también está siendo investigado por la Procuraduría porque, según el testimonio de El Choy, se negó a auxiliar a él y a otros dos de sus amigos que fueron empujados. "Los empleados de seguridad sacaron dos armas de fuego, una de ellas una escuadra cromada y se la puso a la altura de la cara [a uno de los amigos de El Choy] y le dijo: Ya ábranse a la verga (...) O aquí los matamos, no queremos que metan al negocio en problemas", se lee en la declaración de la víctima. 

El responsable de relaciones públicas del local, llamado The Bronx, cuenta desde el otro lado del teléfono que este incidente está afectando mucho a la imagen del bar. Llevan cerrados una semana hasta que se esclarezca lo sucedido y desmiente rotundamente que los miembros de seguridad del establecimiento atacaran a los amigos de El Choy: "Ellos nunca van armados. Incluso llamaron al paramédico y fueron los jóvenes quienes no quisieron la atención médica y se lo llevaron", explica sin querer dar su nombre. 

Curtis, que observó la pelea desde la esquina, porque también se encarga de las emergencias en otros locales cercanos, cuenta que la riña ya venía desde dentro, que fue en la calle donde esperaron para arreglar sus cuentas personales. "Cuando noté la respiración del chico pensé enseguida que le habían fracturado el cráneo. ¡Y dicen que son dos policías!", exclama indignado. El vídeo de la pelea se hizo viral en pocas horas. Lo que no todos sabían es que dos miembros de la Policía estaban involucrados en la brutal pelea. Un nuevo golpe para la imagen ya denostada que tienen las fuerzas de seguridad mexicanas. 

Más información