Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Michael Hayden: “Me preocupa que Trump pueda ser presidente”

El exdirector de la CIA y la NSA con Bush afirma en esta entrevista que está de acuerdo con Apple en la defensa de la encriptación

Michael Hayden. REUTERS

El general Michael Hayden ejerció de director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) con dos presidentes de Estados Unidos, Bill Clinton y George W. Bush. Sin embargo, duda de si lo haría con un Donald Trump presidente. No solo eso, sino que como experto en los entresijos de las decisiones militares y de espionaje más críticas de EE UU, asegura que le “preocupa” que el actual líder de la carrera por la nominación republicana pudiera llegar a la presidencia.

 Hayden, retirado en 2008, ha vuelto a los medios estos días tras publicar el libro Playing to the edge. El martes pasado respondió las preguntas EL PAÍS sobre algunos temas de actualidad antes de dar una conferencia sobre su libro en la Fundación Richard Nixon en Los Ángeles. No hay mayor tema de actualidad en EE UU ahora mismo que la campaña presidencial nunca vista antes. Hayden no se muerde la lengua: “Me permito decir públicamente que si el presidente Trump gobernara de acuerdo con algunas cosas que ha dicho el candidato Trump, estaría muy incómodo. Estaría asustado. Ha dicho cosas que son muy problemáticas. Me preocupa”.

Cuando se le hace notar que George W. Bush es recordado como un halcón militarista y exponente de la derecha del partido, Hayden responde: “¡No ha visto nada todavía! Uno puede pensar que el presidente Bush era un tipo muy conservador. Pero no se puede discutir que estaba dentro de los amplios márgenes entre izquierda y derecha del discurso político americano. Todavía no estoy preparado para decir eso de Donald Trump”.

¿Se imagina a Donald Trump con los códigos de las armas nucleares? “Por favor… Me preguntaron si sería asesor del presidente Trump. Y tengo muchas dudas. Primero, no sé si aceptaría mis consejos. Al mismo tiempo, como americano quieres ofrecer a tu Gobierno lo mejor que puedas aportar. Pero de nuevo, si intenta gobernar de acuerdo con algunas de las cosas que ha dicho en campaña, estaría muy preocupado”.

Durante su mandanto al frente de la NSA, Hayden fue responsable del programa de recolección masiva de datos de telecomunicaciones en Estados Unidos. Sin embargo, en la disputa judicial entre Apple y el FBI (que requiere a la empresa que desactive la seguridad de un iPhone utilizado por el terrorista de San Bernardino), Hayden dice estar más del lado de Apple. “Puede que sorprenda, pero tiendo a estar más en la posición de Apple. Creo que la encriptación completamente impenetrable es muy importante para la seguridad de los americanos. Hay cuestiones constitucionales que se pueden discutir, el equilibrio entre la privacidad y la seguridad. Eso no es lo que estoy discutiendo. Lo que digo es que en lo que se refiere estrictamente a seguridad, la encriptación completamente impenetrable es esencial para la seguridad de América y los americanos en el futuro”.

“Entiendo la importancia del teléfono [del asesino], que es necesario para la investigación”, razona Hayden. “Son buenas personas con buenos argumentos. Es difícil decidir. Pero tenemos que ser muy cuidadosos que nada que hagamos a este lado respecto a este teléfono ponga en marcha cosas que hagan más difícil tener encriptación completamente segura”. Hayden compara la petición del FBI a Apple con “una llave maestra que permitiera entrar en todas las casas”. “Mi posición es esta: la encriptación total es el valor primordial aquí. No deberíamos hacer nada que ponga eso en riesgo. Creo que lo que FBI pide provocaría eso. Quiero saber más, me pueden convencer de lo contrario, tengo una visión abierta, pero si es verdad que lo que el director Comey quiere hacer hace más difícil tener encriptaciones potentes, estoy con Tim Cook”.

Durante una década, Hayden fue guardián de los más altos secretos militares de Estados Unidos. Considera que no hay ninguna posibilidad de negociación de la situación de Edward Snowden, el extécnico de la NSA que reveló programas de espionaje masivo. La filtración de Snowden “es la destrucción de secretos legítimos de Estados Unidos más grande de la historia de mi país”, asegura Hayden. “Voy a reconocer que ha llamado la atención sobre un par de cuestiones de derechos civiles, pero el otro 99% de lo que ha publicado es, sencillamente, la forma en que Estados Unidos recoge información de inteligencia extranjera, ha sido muy dañino”. El general cita al actual vicedirector de la NSA, Richard Ledgett, según el cual “casi mil objetivos de inteligencia extranjeros han cambiado su comportamiento basándose en las revelaciones de Snowden”. No tiene duda de que "Snowden debe volver y ser juzgado".

Hayden traza, además, una diferencia entre el extécnico de la NSA y Julian Assange, que se encuentra en una situación parecida de juego de trincheras para evitar ser deportado a EE UU. “Snowden es norteamericano, le confiamos secretos norteamericanos. Assange no tenía ninguna obligación de proteger secretos norteamericanos, más que cierta responsabilidad moral. Hay una diferencia. No veo a Wikileaks igual de dañino. Lo que sacó Wikileaks era secreto, literalmente. Lo que sacó Snowden era más allá de alto secreto”.

Más información