La policía analiza un cuchillo relacionado con O. J. Simpson

El arma fue entregada por un agente que lo recibió en 1998, cuatro años después del crimen del que fue absuelto el deportista

O.J. Simpson, en el momento de ser absuelto, el 3 de octubre de 1995. AP

La policía de Los Ángeles confirmó este viernes que está analizando un cuchillo encontrado hace años en una mansión que perteneció a O. J. Simpson. El doble crimen de la exesposa de Simpson y un amigo de ella a cuchilladas en 1994 es uno de los casos más famosos de Estados Unidos. Simpson fue acusado y finalmente absuelto de aquellos hechos, aunque la sombra de la sospecha nunca desapareció. El arma homicida nunca fue hallada y esta nueva revelación, una exclusiva de la web de cotilleos TMZ, revive un caso con un enorme atractivo para el público norteamericano.

El cuchillo en cuestión, según la historia de TMZ, fue hallado por un trabajador que participaba en la demolición de la mansión de Simpson en 1998 en Brentwood, uno de los barrios más exclusivos de Los Ángeles. Ese trabajador se lo dio a un policía que andaba por allí fuera de servicio participando en un rodaje. Y este policía, en vez de entregarlo a sus superiores, se lo llevó a casa. Solo recientemente, no está claro cuándo, este policía decidió enmarcar el cuchillo y le pidió a un compañero que le diera datos sobre el caso de O.J. Simpson. El compañero se indignó al oír la historia, se lo dijo a sus superiores y ordenaron al policía que entregara el cuchillo, que actualmente está siendo analizado. Esta es la historia adelantada por TMZ.

El Departamento de Policía de Los Ángeles ha confirmado este viernes por la mañana la existencia del cuchillo y que está siendo analizado, pero nada más. El portavoz de la policía, Andrew Neiman, ha confirmado que fue entregado por un agente que lo obtuvo de un hombre que trabajaba en la demolición de la casa. El arma está siendo analizada en busca de rastros de ADN. Neiman añadió que es posible que “toda la historia sea un fraude de principio a fin”, citado por Reuters.

La policía confirma sin embargo las líneas generales de la historia, pero no que el cuchillo esté relacionado con Simpson ni las fechas exactas de cuándo fue encontrado y cuándo llegó a conocimiento del Departamento la existencia del arma. Los investigadores nunca llegaron a hallar el arma del crimen, que fue uno de los grandes elementos de misterio del juicio. Un cuchillo perteneciente a Simpson fue analizado pero no tenía ningún rastro que lo pudiera relacionar con el homicidio.

O.J. Simpson había sido una de las mayores estrellas del fútbol americano y en los años ochenta, tras retirarse, se dedicó al cine. Era una de las personas más famosas de Estados Unidos. En junio de 1994, su exesposa, Nicole Brown, y un amigo de ella, Ronald Goldman, fueron hallados muertos a cuchilladas en su casa de Brentwood.

Las sospechas recayeron sobre Simpson. Cuando iba a ser detenido para ser puesto a disposición judicial, trató de escapar en un todoterreno blanco. La persecución por las autopistas de la ciudad, retransmitida en directo por los helicópteros de los informativos, es historia de la televisión y de Los Ángeles. El juicio posterior fue una sensación mediática sin igual. Simpson fue hallado no culpable y puesto en libertad en octubre de 1995. El poder de atracción de la historia no ha decrecido nunca, hasta el punto de que se acaba de estrenar una serie de televisión recreando todo el proceso.

Tras su absolución, en 1997 Simpson volvió a banquillo en un caso civil presentado por la familia de Brown, en el que fue hallado culpable y obligado a pagar 33,5 millones de dólares de indemnización, una sentencia que ahondó las sospechas de su responsabilidad criminal. Finalmente, en 2008 se volvió a topar con la justicia en Las Vegas, donde fue detenido y hallado culpable de un intento de robo de objetos de colección de su propia carrera como jugador profesional. Cumple una condena de 33 años de prisión. Simpson no puede volver a ser juzgado por los asesinatos de Brown y Goldman a no ser que se encontrara alguna forma de llevar el caso a la jurisdicción federal.