Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un estudio revela que el zika mata células clave para el desarrollo fetal

La investigación de tres equipos de EE UU da peso a la asociación del virus y la microcefalia

Un investigador trabaja en un posible repelente para el zika, el 4 marzo en Santiago. REUTERS

El virus del Zika infecta y destruye las células que forman la corteza cerebral e interfiere en su desarrollo y puede llegar a paralizarlo. Así lo concluye una investigación llevada a cabo por un grupo de investigadores de las universidades estadounidenses Johns Hopkins, Florida State y Emory. Sus conclusiones ayudan a clarificar la asociación entre el virus y la microcefalia. El estudio, matizan sus autores, no es una prueba concluyente de que el zika —transmitido por el mosquito Aedes aegypti— provoque esa malformación fetal grave. El aumento de casos de microcefalia posiblemente vinculados al virus llevó hace unos meses a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar la alerta sanitaria global. 

Para realizar el estudio, publicado este viernes en la revista Cell Stem Cell, los investigadores utilizaron tres tipos de células cultivadas en laboratorio y comprobaron que el virus del Zika afecta de manera selectiva a las células madre, esenciales para la formación de la corteza cerebral del feto. Eso, indica el estudio, les resta capacidad para dividirse, producir nuevas neuronas y también las hace más susceptibles de morir. Esto provoca que la corteza cerebral no se forme correctamente o que no se regenere. La infección, además, ocurre muy rápido: los investigadores descubrieron que tres días después de la exposición al virus, el 90% de las células neuronales corticales se habían infectado.

"Estos hallazgos pueden tener relación con la alteración del desarrollo cerebral, pero es más probable que la prueba directa del vínculo entre el zika y la microcefalia aparezca en los estudios clínicos", aclaran los autores. "Estamos tratando de completar el vacío de conocimiento entre la infección y los defectos neurológicos. Este estudio es un primerísimo paso, pero responde una pregunta clave. Nos permite enfocar nuestra investigación, ahora podemos estudiar el virus, probar medicamentos y estudiar la biología del tipo correcto de célula", dice en una nota Hengli Tang, uno de los autores principales y profesor de ciencia biológica en la Universidad Estatal de Florida.

La vacuna, más cerca

Según los datos de la OMS, se ha detectado la presencia actual del virus en 47 países. Aunque Brasil es el más afectado. Allí, además, las autoridades han confirmado 583 casos de microcefalia. El virus también está posiblemente vinculado a un aumento de casos del síndrome neurológico de Guillain-Barré en seis países: Brasil, Polinesia Francesa, El Salvador, Colombia, Venezuela y Surinam.

El zika no tiene tratamiento ni vacuna. Sin embargo, la inmunización puede estar cerca. El director del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (Anthony Fauci) ha anunciado este viernes que la vacuna podría estar lista para probarla en humanos en septiembre. "Al evaluarla para comprobar si es segura podremos predecir si inmunizará", ha dicho.

El martes, el Comité de Emergencias de la OMS se reunirá para determinar si mantienen la alerta sanitaria por la posible relación entre zika y microcefalia. Además, volverán a revisar las recomendaciones sobre viajes y transporte de bienes que lanzaron al declarar la alerta.