Navy Seals: Se contrata mujeres

Estados Unidos ha comenzado el proceso del reclutamiento de mujeres para puestos de combate

Entrenamiento de Navy Seals. EL PAÍS

Rob O'Neill dice que le parece perfecto que las mujeres estadounidenses puedan entrar en combate. Rob O'Neill sabe de lo que habla. Al fin y al cabo es el hombre que sostiene haber matado a Osama Bin Laden como parte del grupo de Navy Seals que acabó con la vida del jefe de Al Qaeda el 1 de mayo de 2011 en Pakistán.

A O'Neill le entrevistó hace unos días un periodista de la cadena televisiva Fox con motivo de la entrada en vigor, a principios de este año, de la normativa que permite que las mujeres puedan participar en cualquier unidad de combate militar de Estados Unidos. Como dijo el secretario de Defensa, Ash Carter, “no podemos permitir amputarnos la mitad del talento del país”.

Stuart Varney, del programa Varney y Compañía, parecía no salir de su asombro ante la categórica respuesta de O'Neill, por lo que le insistió. “¿Me está diciendo que está perfectamente cómodo ante la idea de entrar en una situación de vida o muerte con una mujer a su lado?”, preguntaba un Varney que cada vez abría más los ojos. “Me han dicho que cambia mucho la dinámica del grupo”, añadió, por si quedaba algo que añadir.

La respuesta de O'Neill fue, cuando menos, original. “Tengo entendido que estos yihadistas no temen a la muerte pero sí temen ir al infierno, y si matan a una mujer, van al infierno de cabeza”, explicó. “Así que, como yo digo: señoras, preparen sus armas [lock and load]”, declaró O'Neill parafraseando a John Wayne en la película Arenas de Iwo Jima.

La Administración militar está comenzando el proceso de reclutamiento de mujeres para puestos de combate, lo que incluye a la secretista unidad de élite Navy Seals, según los nuevos planes respaldados por Carter y a los que ha tenido acceso la agencia Associated Press.

Se acabó el 'solo hombres'

La inclusión de las mujeres en cualquier unidad de combate militar supone el fin del solo hombres que por ejemplo llevaba con orgullo el cuerpo de marines, donde más difícil está siendo romper con el pasado. La Marina ha confirmado que está recibiendo peticiones de candidatas a los Navy Seals y podría aceptarlas en un primer nivel de entrenamiento en septiembre y octubre. Pero debido a lo largo del proceso, ninguna mujer estará combatiendo en las trincheras hasta el próximo mayo de 2017.

A todas las ramas de las Fuerzas Armadas se les ha requerido hacer cambios, tan básicos como adaptar los baños u otras instalaciones para que puedan ser usadas por mujeres, o para que tengan en cuenta problemas médicos concretos de este género.

La posibilidad de asaltos sexuales o acoso está siendo también estudiada. Todos estos planes están siendo revisados por altos cargos del Pentágono, pero no son públicos. Lo que no se va a cambiar es el entrenamiento. Los estándares serán los mismos para mujeres que para hombres. Por esa razón, O'Neill no le ve inconveniente a luchar rifle con rifle con una mujer. “Si puede superar el entrenamiento de los Seal”, que el condecorado militar calificó como el entrenamiento militar más duro del mundo, “está preparada”.

Para aquellas mujeres que estén considerando una carrera en el cuerpo de élite, deben saber que incluso antes de ser consideradas candidatas tienen que pasar una serie de pruebas físicas, entre las que se encuentran hacer 100 flexiones durante dos minutos; 100 abdominales en el mismo tiempo; nadar 500 metros en menos de 10 minutos o correr milla y media (algo más de 2,4 kilómetros) en 9,30 minutos. Nota: se corre con pantalones y botas.

Esta es solo una parte del examen de entrada. Tres cuartas partes de los hombres que lo inician tiran la toalla en el primer segmento. El año que viene habrá cifras de mujeres.