La oposición venezolana activará todos los mecanismos para una salida de Maduro

La MUD anuncia una enmienda de la Constitución y un referéndum revocatorio

La esposa del opositor Leopoldo López, Lilian Tintori, este martes junto al secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, en Caracas. EFE

La oposición venezolana apuesta todas sus fichas para una salida del presidente Nicolás Maduro del poder. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció ayer que activará todos los mecanismos de la Constitución Nacional para el cambio de Gobierno. Las opciones son movilizaciones masivas y pacíficas en las calles, la primera de ellas el próximo sábado, una enmienda constitucional para acortar el período presidencial y convocar a elecciones este mismo año, una Asamblea Constituyente y un referendo revocatorio.

Jesús Chuo Torrealba, secretario general de la MUD, leyó el documento llamado Hoja de ruta 2016, que amplía el plan de la oposición para acortar el mandato de Maduro: “No nos encontramos en una democracia funcional, sino en una autocracia arbitraria”.

La pretensión opositora es acabar con el Gobierno de Maduro este mismo año. Con la enmienda de la Constitución se acortaría el período presidencial de seis a cuatro años. De aprobarse este mecanismo, el cambio de Gobierno sería posible antes de diciembre. Esta es una de las vías más rentables para la oposición, porque en el Parlamento —dominado por la MUD— ya reposa un proyecto de enmienda constitucional desde mediados de febrero.

Otra salida que aplicará la oposición es convocar a una Asamblea Constituyente con la intención de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución Nacional. Esta es vista como un arma infalible por un sector de la MUD, pues el presidente y los poderes públicos quedan supeditados a las decisiones de la Asamblea Constituyente.

Un referendo revocatorio es una de las propuestas más escuchadas en las filas opositoras. Esta maniobra permite la revocatoria del presidente una vez transcurrida la mitad de su período de Gobierno. En el caso de Maduro, este lapso se cumplió en enero. Este mecanismo consiste en recoger un 20% de las firmas de los votantes inscritos en el padrón electoral para pedir nuevos sufragios presidenciales.

Todas las estrategias fueron aplaudidas por casi la totalidad de los partidos de la oposición. La idea de la MUD es dar un zarpazo al Gobierno, que atraviesa una de sus peores crisis. Torrealba prometió explicar un cronograma para la activación de estos mecanismos.

Apoyo internacional

La estrategia de la oposición, además, se asienta en el respaldo de varios Gobiernos y organismos internacionales, además de la salida “pacífica” a las calles de los venezolanos. “El éxito de estos mecanismos constitucionales solo se logrará si contamos con la vigilancia y la presión de la comunidad internacional y la voluntad indoblegable del pueblo para ejercer toda la legítima presión ciudadana que haga falta”, dijo Torrealba.

Sin embargo, el oficialismo está atornillado al poder. El lunes pasado, el diputado Diosdado Cabello, el segundo hombre del chavismo, descartó una renuncia de Maduro. “Hablen claro, van a hacer movilizaciones para ver si dan un golpe de Estado”, aseguró a la agencia AP.

La renuncia es una de las aspiraciones de la oposición. La MUD apuesta a las protestas “pacíficas” de la población para asfixiar al chavismo. La oposición convocó a una concentración para el próximo sábado, por la mañana, en la avenida Francisco de Miranda, en el este de Caracas, y en diferentes puntos del país caribeño para exigir la dimisión de Maduro.

Manifestación pacífica

Torrealba no vacila cuando afirma que será una manifestación multitudinaria debido al descontento de la población. “La gente ya está en la calle, protestando por la crisis”, indicó.

La crisis ha convertido las calles en un hervidero. Durante el primer mes y medio de este año ocurrieron 757 protestas en el país, según un registro del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

La escasez de medicamentos y de alimentos, la falta de servicios de luz y agua y la inseguridad son los principales detonantes de las protestas. La oposición, ahora, pretende dirigir este descontento hacia un objetivo específico: pedir la renuncia de Maduro. Según Torrealba, la concentración del sábado será pacífica: “No aceptaremos ni un solo encapuchado en estas actividades. Queremos pueblo en la calle”. La oposición prometió que no cesarán las manifestaciones callejeras y las campañas para promover la salida del actual Gobierno.

Vías para desalojar al presidente

Enmienda constitucional.

Puede solicitarse por un 15% de los inscritos en el registro electoral —2,9 millones— o el 30% de los integrantes del Parlamento. Este mecanismo es sometido a discusión. Esta reforma en la Constitución acortaría el período de seis a cuatro años de mandato.

Asamblea Constituyente.

Es capaz de transformar totalmente la Constitución y la estructura del Estado. Este proceso se activa por las dos terceras partes de la Asamblea o el 15% de los inscritos en el padrón (3,9 millones).

Referéndum revocatorio.

La Constitución permite la revocatoria del presidente transcurrida la mitad de su mandato que, en el caso de Maduro, se cumplió este 10 de enero. La oposición debe reunir las firmas del 20% de los votantes inscritos en el padrón electoral (3,9 millones), en menos de tres días para convocar una elección. Deben votar a favor de su salida igual o un mayor número de electores que lo eligieron en 2013: 7,5 millones.

Más información